Un film demoledor

El Expreso de Medianoche (1978)

Film retransmitido en la Sexta 3. Miércoles 31 de agosto. 22:00 h.

Esta es una película de 1978 ganadora de varios premios internacionales, dirigida por Alan Parker y protagonizada por Brad Davis. El guión fue escrito por el famoso director Oliver Stone.

Está basada en un hecho real. En 1970 Billy Hayes (Brad Davis), un joven estadounidense, es sorprendido en el aeropuerto Internacional de Atatürk (Estambul) al tratar de abandonar el país con hachís adherido a su cuerpo. El Gobierno turco desea dar un castigo ejemplar a los traficantes de drogas y Billy es juzgado por posesión de drogas y condenado a cuatro años y dos meses, que deberá cumplir en una prisión de Estambul. Su padre (Mike Kellin) viaja a Turquía para gestionar su liberación, pero la embajada estadounidense nada puede hacer, ya que el presidente Nixon había tensado las relaciones con Turquía. La condena que empezó siendo de cuatro años termina siendo de treinta años, esta vez bajo el cargo de contrabando de drogas, condena emitida por la Corte Suprema de Ankara. Billy Hayes sufre maltratos y vejaciones y en un momento de desequilibrio mental por falta de expectativas futuras, agrede a uno de sus compañeros, que le hace la vida insoportable. Tras este incidente, es trasladado a la zona psiquiátrica de la prisión. Y hasta aquí puedo contar. No me gusta desvelar el final así que anímense a verla. Sólo puedo augurarles que no tiene un final tan desagradable como lo es todo el desarrollo. Se pasa mal pero a mí me ha gustado.

Destaco el papel del protagonista, Brad Davis, por su impresionante interpretación a la hora de transmitir humanidad, a la hora de mostrar en su rostro, en su mirada y en sus palabras la desesperación de un hombre que fue engañado cruelmente por el sistema judicial de un país que no era el suyo. En una vista se dirige al juez con un discurso sobre la importancia de la “piedad”, cualidad de la cual carecían las personas que le estaban condenando. Ese instante.. la escena en sí es muy, muy dura pero comprobarán que la piel se les erizará y quizás alguna lágrima caiga furtivamente por sus mejillas. Se darán cuenta de que aun siendo culpable del cargo que se le imputa, el deseo del espectador es que se libre de todo castigo.

El escenario de la cárcel denota la miseria de un país que nada tenía que ver con la tierra de la que provenía el desesperado preso: celdas compartidas, paredes hechas de piedra al natural en el interior de las celdas, exterior del edificio tipo corrala.. Resulta curioso pero parece que el espectador también puede experimentar esa sensación de aislamiento, de agobio, de desesperanza..

Mientras avanza la película aparece alguna que otra imagen de puntos muy llamativos de Estambul como la Iglesia de Santa Sofía de fondo. Se darán cuenta de que no sólo emociona ver un lugar que no sea el interior de la prisión sino que agradecerán visualizar un espacio libre aunque sólo sea por un breve instante. Todo parece tener sentido fuera de esos muros.

El tema musical (por Giorgio Moroder) aún se escucha hoy como un tema clásico de los 70. Les animo a prestar atención a parte de esta emotiva banda sonora..

 

Tanto Oliver Stone como Billy Hayes expresaron posteriormente al estreno de la película su lamento por la imagen tan negativa que habían mostrado del pueblo turco.

Sobre Brad Davis (Robert Creel Davis), actor principal en la película, en el papel de Billy Hayes:

Nació en Tallahassii (Florida) en 1949 en el seno de una familia acomodada, descendiente del presidente de los Estados Confederados de América. Su filmografía no es muy extensa: “Carros de fuego” (1981), “Querelle” (1982), “Acero Mortal” (1987), “Consejo de guerra a los amotinados del Caine” (1988), “Rosalie va de compras” (1988), “Hangfire” (1991) y un cameo en “El juego de Hollywood” (1992).

Murió infectado de sida en 1991 en Los Ángeles (California). Su esposa publicó una biografía sobre él en 1997 en la que afirmaba que no era homosexual pero sí drogadicto.

Sobre Billy Hayes:

Billy Hayes, cuya estancia y fuga de una cárcel turca fue llevada al cine en la película “Expreso de Medianoche” pidió disculpas el 15 de junio de 2007 a Turquía por todo el daño causado a la imagen del país, en una conferencia de prensa celebrada en Estambul. Antes de esto, las recomendaciones de la Interpol fueron que no pisara Turquía por propia seguridad.

De vuelta a Estados Unidos, escribió un libro, “Expreso de Medianoche”, donde contaba toda su experiencia, incluyendo el trato vejatorio al que fue sometido y su relación con los demás presos.

El libro fue adaptado al cine, con alguna que otra exageración, como que Hayes había sido violado en la cárcel o que tuvo que matar a un guardián para escapar de la cárcel.

La película ganó varios premios, entre ellos dos Oscar de la Academia en 1978; el éxito de la película dañó seriamente la imagen de Turquía, por desgracia.

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Lo oculto tras el telón. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un film demoledor

  1. Carabela dijo:

    Hola. A título personal tengo que decir que no me considero seguidor del Séptimo Arte pero he de expresar que este blog tiene muy buenos post. Estoy enganchado. Además casualmente vi la película de “El Expreso de Medianoche” justo cuando se estrenó, en el 78 creo recordar. Sigue así gema82 y enhorabuena por tu encantador blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s