Ciclo Palomitas II: ¿Un cisne cuerdo?

EL CISNE NEGRO (Black Swan, 2010)

Sí, lo sé, esta película ya la estrenaron hace un tiempo, sin embargo, no sé por qué no terminaba de convencerme y no fui a verla en su estreno al cine. He estado esperando el momento de poder disfrutarla con Imagenio y así ha sido. Me he lanzado a pagar 3€ por una película que si llego a ir en su momento, la salida de la sala hubiese sido estrepitosa.. ¿qué por qué? En primer lugar porque hubiera tenido que ir al servicio por descomposición, en segundo, porque me habría dado mucha rabia haber pagado 8,50€ y hubiera tenido que ir directamente a la taquilla a exigir que me devolvieran el valor de la entrada en un arrebato de crisis nerviosa, jeje.

Confieso que lo mío no son los dramas, no puedo decir que sea mi género predilecto pero he visto de todo y, siendo sincera, con esta película lo he pasado bastante mal. He estado sujetando un cojín los 1o3 minutos y en varias ocasiones lo he utilizado para taparme los ojos y así evitar ver algunas escenas bastante desagradables. Creo que no vuelvo a arriesgarme con un film de suspense psicológico hasta pasados unos meses, por lo menos..

Sí, la chica, Nina Sayers (Natalie Portman), tenía una obsesión autodestructiva (enfermiza) con lograr ser perfecta, así es. Su carrera era tan importante para ella que no soportaba que le quitaran su puesto, y tampoco aguantaba que las miradas, la atención y las ovaciones fueran dirigidas a otra bailarina que no fuera ella misma. Su obsesión con ser “la mejor” se va haciendo tan inabarcable a lo largo de la trama que termina suicidándose debido a sus frecuentes alucinaciones que distorsionan su realidad y la hacen creer que todo a su alrededor es una amenaza (su madre, su compañera..). Resumo lo que yo he entendido: la única amenaza real y verdadera era ella consigo misma. Nadie más era responsable salvo su propio ego, que le hacía muy desgraciada y su mente jugaba a ser quien deseaba ser pero no era. En la actuación final ella debuta de una manera estelar y podría decirse que en ese momento alcanza la perfección que ella buscaba. Su meta está cumplida y por eso, muere.

Trailer de la película.

Resulta inquietante durante toda la película los problemas que padece en la piel, para luego desembocar en que el papel de cisne lo tenía tan interiorizado que cuando actúa de “cisne negro” sus extremidades superiores se transforman realmente en dos alas preciosas de esta ave. También es muy curioso la cantidad de espejos que aparecen por doquier (en la academia, en su casa, en su camerino). Lo importante era ella misma, su lucha consigo misma, y el hecho de ver su reflejo continuamente así lo expresaba.

Otro detalle a destacar es la sensación de mujer enferma que da Natalie Portman: su pronunciada delgadez, sus más que evidentes rasgos de fatiga y de agotamiento físico y psíquico en el rostro, sus continuas visitas al inodoro.. ahí es donde se ve la dureza del trabajo y del esfuerzo de una bailarina de ballet por alcanzar el éxito, un éxito que verdaderamente es breve, perecedero, fugaz. El papel de Beth MacIntyre (Winona Ryder), que termina atropellada por un coche cuando se da cuenta de que ha sido reemplazada, así lo sugiere. ¡Nadie es insustituible, nadie! Siempre habrá alguien más joven, siempre habrá alguien mejor.

La relación de Nina con el director artístico de la obra, Leroy (Vincent Cassel), se ve compleja. Ella no quiere alcanzar su éxito por haber pasado por su cama pero de alguna manera sí que siente algo y sobre todo ansía de él su reconocimiento y aprobación en el terreno profesional. Él es brillante y seductor pero ella no le acepta.

La relación de Nina con su madre se muestra dañina para ambas. Nina se empieza a rebelar mientras que la madre sólo quiere protegerla y evitar por todos los medios que cometa los mismos errores que una vez ella cometió. De alguna manera, con la actitud que ambas muestran en el film, no están hechas para la convivencia. Nina, en su trayectoria hacia la transformación completa en cisne negro, llega a ser muy cruel con las personas que le rodean pero más consigo misma. Si el director de la película (Darren Aronofsky) hubiera querido que los espectadores hicieran responsable al 100% a la madre de la salud mental tan degradada de la hija, hubiera puesto a una mujer no un poquito manipuladora ni protectora tal y como se ha plasmado en la cinta, no; se hubiera decantado por una “mamma” maquiavélica. Si no lo ven así, presten atención a cómo tiene las manos la madre por las continuas veces que le pilla con la puerta con fuerza la “dulce niña” y observen quién está en medio del público aplaudiendo a Nina en su debut. No sé qué pensarán. Yo no habría aparecido.

También es interesante cómo el papel de cisne blanco y el papel de cisne negro afectan a Nina de una manera más que evidente. Durante toda la trama vemos la metamorfosis de Nina: de la obediencia a la rebeldía, del ángel al demonio, del bien al mal, del blanco al negro. Observamos cómo su cara oscura, la que ocultaba en un principio, se relaciona con el sexo (masturbación, promiscuidad y lesbianismo), con las drogas (pastilla de éxtasis), con la violencia, con el asesinato (ella cree matar a su compañera de reparto pero sólo era una alucinación) y con la ira.

La actuación final de “El lago de los Cisnes” me ha parecido soberbia. La interpretación de Natalie Portman ha sido espectacular y su estatuilla reconozco que fue más que merecida.

Mi valoración de “El cisne negro” es alta en cuanto a originalidad en el argumento y en cuanto a la calidad interpretativa del reparto pero no lo es, y lo siento, en lo referente a la forma en la que se ha proyectado la problemática de Nina. Lo he pasado mal y he tenido el estómago comprimido. Voto por pasar con el Séptimo Arte momentos un poco más amenos y no sufrir innecesariamente. Lo digo con total convencimiento: NO es película para personas sensibles.

Para aquellas personas que no hayan visto este thriller psicológico, les diré que la crítica ha escrito de todo. Desde que es impresionante hasta que optan por no verla más.

Es positivo cuando se ve una película encontrar un sentido, una moraleja que nos llegue y nos confirme que hemos ido al cine para enriquecernos un poco más. “El cisne negro” no podía ser menos y creo que predica muchas cosas: la simpleza frente a la arrogancia, la humildad frente a la ambición, ser uno mismo frente al fingimiento, el disfrute frente al deber y la obligación, la fortaleza frente al miedo al fracaso, y sobre todo, ser feliz y sensato frente a la obsesión de lo perfecto. La perfección no existe, “la perfección no se trata sólo de control, también se trata de dejarlo de lado”, dice Leroy en la película.

“Lo sentí, fue perfecto. Fui perfecta.”

*****

Curiosidades varias..

– La película obtuvo cuatro nominaciones a los Globos de Oro: a mejor pelicula dramática, a mejor director (Darren Aronofsky), a mejor actriz principal (Natalie Portman) y a mejor actriz de reparto (Mila Kunis).

– En el Festival de Venecia la película y, sobre todo, su protagonista recibió multitud de halagos.

– De las cinco nominaciones a la estatuilla de oro, sólo se llevó una Natalie Portman.

– El atuendo de ballet que luce Natalie Portman fue fabricado en Sevilla (España).

– En un cine lituano uno de los espectadores engulló su cubo de palomitas de manera muy ruidosa. Al menos eso es lo que le pareció a otro espectador, un policía, que al finalizar la emisión de “El Cisne Negro”, y cuando los títulos de crédito descendían por la pantalla, sacó su arma reglamentaria y disparó varias veces sobre el desafortunado “glotón”. ¿Resultado? un muerto, un detenido y varios espectadores en estado de shock al presenciar semejante panorama.

– Vincent Cassel (Leroy) estuvo preparando su papel en la Ópera de París con Benjamin Millepied, uno de los bailarines principales del Ballet de Nueva York que además es actual pareja de Natalie Portman y padre de su primer y único hijo.

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en La película a tratar hoy es.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s