Ciclo Palomitas V: Si Jane Austen levantara la cabeza..


Acuarela creada por su hermana Cassandra

Son tantas las obras de la espléndida escritora Jane Austen y tantas de las mismas las que se han llevado a la gran pantalla que habría que crear un post casi infinito para contemplarlas a todas. No es mi intención presentar a una mujer que todos conocemos en mayor o menor medida a través todo su trabajo. Su éxito no fue reconocido hasta después de su fallecimiento, hasta que pasó una época en la que no tenían cabida las ideas que expresaba pues no mostraban la realidad. En la Srta. Austen había una explosión de sensaciones y sentimientos, de pensamientos revolucionarios y adelantados para su tiempo y afortunadamente, tuvo el valor de plasmar todo ello en papel. Hay quienes la creen aburrida por ser algo monotemática en sus composiciones, hay quienes la tachan de feminista, hay quienes piensan que en cada una de sus obras el romanticismo toma un sentido especial. Irónicamente, todo su trabajo va en relación con el plano sentimental de múltiples personajes y sin embargo, esta mujer permaneció soltera durante toda su existencia. Podríamos decir que su pluma estaba preparada para escribir viendo los toros desde la barrera; eso le hizo dar cierta pincelada escéptica a sus personajes femeninos aunque todos ellos terminaran uniéndose finalmente al amor de su vida, excepto ella misma.

Persuasión (2007)

Mansfield Park (1999)

Emma (1996)

Sentido y sensibilidad (1995)


La joven Jane Austen (2007)

Orgullo y prejuicio (2005)

Jane Austen recuerda (2008)

Es triste que una persona que dedica su vida a escribir no llegue a ver cómo parte del mundo se rinde a sus pies, cosa que ocurre hoy con Jane Austen, dos siglos después de su muerte. Austen no fue considerada una gran novelista, hasta entrado el siglo XIX, es decir, casi al final de su vida. Aunque la mayoría de sus obras aparecieron bajo seudónimo, fueron, sin embargo, ampliamente conocidas y recibieron numerosas críticas. También da rabia que no pudiera ver cómo sus personajes cogen movimiento y hablan en diferentes idiomas, es decir, toman vida en una pantalla gracias al grandioso invento del Séptimo Arte, sin el cual este blog no tendría sentido alguno. Soy una defensora acérrima del mundo del cine pero confieso que siempre que he leído una obra de esta escritora, mi imaginación ha suplido por completo lo audiovisual. El secreto está en perderse en cada detalle que expresa, en las descripciones sumamente elaboradas de sus personajes. Para las personas que somos románticas la lectura de un libro de Jane Austen es perfectamente comparable con pasar dos horas en el cine viendo un buen film. No podría inclinarme más hacia una de las dos opciones. Estarían a la par.

Podría decirse que sólo hay una cosa mejor que un buen libro de Jane Austen: una buena película basada en una obra de Jane Austen. Como este es un blog de cine y no literario y debo centrarme en el tema que nos ocupa diré que de todas las películas vistas, y tras valorarlas una por una y sacar de cada una buena impresión y un buen sabor de boca, debo escoger una que me agrada sobremanera: “Orgullo y prejuicio” (2005). No sé si han tenido el placer de verla pero yo no me canso. Dirigida por Joe Wright y con un reparto maravilloso compuesto por Keira Knightly, Matthew Macfadyen y Donald Sutherland hace las delicias de cualquiera que se considere admirador de Jane Austen y del cine de calidad.

¿De qué va “Orgullo y prejuicio”? En la Inglaterra clásica de finales del siglo XVIII, la tradición y las costumbres han transformado la vida de las cinco hermanas Bennet en una lucha por encontrar marido. De todas ellas y para satisfacción del padre, es Elizabeth la única que desea un futuro y unos objetivos más sofisticados que permanecer al lado de un pretendiente. El rico y soltero Sr. Bingley se acaba de instalar junto a ellas y con las numerosas visitas que recibe no tendrán ningún problema por encontrar a su futuro marido. Incluso Elizabeth queda con el orgulloso Sr. Darcy. Un amigo de la familia pide la mano de la inteligente joven, que ésta no tarda en rechazarle para disgusto de la madre. Comienza a comprender la profundidad de su relación con el sincero y atractivo Sr. Darcy.

Como curiosidad y en consonancia con esta obra de Jane Austen les diré que en la película “Tienes un e-mail” (1998) con Tom Hanks y Meg Ryan, ambos protagonistas leen la novela “Orgullo y prejuicio”. Ninguno puede dejar de leerla hasta el final (cosa que no me extraña) y ambos terminan con la misma cuestión cósmica en mente: ¿quién es el personaje orgulloso: Elizabeth Bennet o el Sr. Darcy?

Vida y obra de Jane Austen con BSO de “Orgullo y prejuicio”


Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Cine y Literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s