Ciclo Chocolat III: Un lujo de actor con fuego latino en sus venas

Anthony Quinn nació en Chihuahua (México) el 21 de abril de 1915 y murió en Boston (Estados Unidos) el 3 de junio de 2001. Fue escultor, pintor y meritorio actor de cine con ascendencia paterna irlandesa. Ganó múltiples premios, entre todos ellos, dos estatuillas de oro: ambas a mejor actor de reparto por “¡Viva Zapata!” (1952) y “El loco del pelo rojo” (1956).

Con la edad de once añitos, su padre murió y tuvo que buscar trabajos informales para ayudar a su familia. A los diecisiete años contrajo matrimonio con una chica llamada Silvia, diecisiete años mayor, que lo introdujo en el estudio de arte y filosofía. Ella le hizo tomar clases de dicción para mejorar su capacidad de expresión oral y mejorar sus rudas maneras.

Más tarde, a los veinte, cursó estudios de pintura y de interpretación y de arquitectura, y obtuvo el primer premio por un diseño arquitectónico que realizó. Sin embargo, se sintió atraído por la carrera cinematográfica gracias al apoyo de la estrella de ese momento, Mae West, quien lo avaló como extra, y, luego de incursionar en el ambiente teatral, realizó su debut, a los veintiún años, como extra en la película “The Milky Way” (1936) y con un rol en el film “Parole” (1936).

Sus circusntancias y aspecto físico le habilitaban para interpretar papeles muy característicos como: bucanero, sex-symbol, gángster o soldado y, con el tiempo, fue representante de todo tipo de pueblos: indio, mestizo, esquimal, árabe y ruso. Todo ello le permitió alcanzar la seguridad y la soltura que todo actor ansía y precisa.

Consiguió su nacionalización estadounidense en 1947, por lo que no tomó parte en la Segunda Guerra Mundial. A finales de la década volvió al teatro, obteniendo gran éxito en Broadway con la obra “Un tranvía llamado deseo” (Tennessee Williams). En 1947 consiguió su primer papel estelar en el film “Black Gold”, donde personifica a un nativo americano que se convierte en un petrolero millonario.

Se mantuvo artísticamente entre USA y Europa, con una rica y próspera trayectoria. Apareció siempre entre los repartos más interesantes de los años sesenta y alcanzó una excelente notoriedad por sus intervenciones en “Los cañones del Navarone” (1961), “Barrabás” (1961), “Lawrence de Arabia” (1962), y muy especialmente, “Zorba el griego” (1964), con la que tuvo una nueva nominación al Oscar.

Este señor tuvo una vida de lo más intensa, con más de un centenar de películas a sus espaldas y trece hijos con cuatro mujeres diferentes, ¿qué les parece? 🙂

Falleció con 86 años de edad y sus restos fueron enterrados en su finca de California.

El Sr. Anthony Quinn entregó su vida al cine. Es evidente que supo encontrar lo que buscaba. Lo que le gustaba hacer resultó que era su talento, que lo hacía muy bien: interpretar. Siempre mostró a la cámara un rostro serio en su juventud y más risueño a medida que se iba acercando el ocaso de su vida. Todos y cada uno de sus papeles son únicos y, claramente, bien elegidos. Siempre destacó, incluso haciendo papeles secundarios. Su legado es tan extenso como intachable.

Bandas sonoras que enamoran

BSO de “Revenge” (1990). Compuesta por Jack Nitzsche.

BSO de “Un paseo por las nubes” (1995). Compuesta por Maurice Jarre.

Tributo a un genial actor

Homenaje a A. Quinn con tema de “Zorba el Griego”, compuesto por Mikis Theodorakis.

Galería de imágenes de parte de su filmografía

“Zorba el Griego” (1964).
Dirigida por Michael Cacoyannis.

“Las sandalias del Rey Pescador” (1968).
Dirigida por Michael Anderson.

“Un paseo por las nubes” (1995).
Dirigida por Alfonso Arau.

“La Strada” (1954). Dirigida por Federico Fellini.

“El griego de oro” (1978).
Dirigida por J. Lee Thompson.

“Revenge” (La venganza, 1990). Dirigida por Tony Scott.

“El mundo en sus manos” (1952). Dirigida por Raoul Walsh.

“Lawrence de Arabia” (1962).
Dirigida por David Lean.

“Los cañones de Navarone” (1961).
Dirigida por J. Lee Thompson.

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en El protagonista hoy es.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s