Ciclo Chocolat VII: ¡Un paraguas para el amor, por favor! :-)

Esta es la lista de las diez mejores escenas del cine con ese fenómeno meteorológico tan nostálgico llamado lluvia que escojo como las mejores. Creo que son fascinantes, aunque naturalmente hay cientos y esta criba es personal. Aún así espero que les guste. Comenten si se les ocurre alguna otra. Será fantástico recopilar una lista extensa con el amor envuelto en lluvia. Cojan el paraguas, que empezamos… 😉

Les aviso de que algunos vídeos de los elegidos, no todos, están en versión original. Que nadie se preocupe si no entiende el guión pues hay otros factores que ayudan a la comprensión de lo que está sucediendo. No hay problema alguno.

1. LA ROCA (1996). Dirigida por Michael Bay y protagonizada por Sean Connery, Ed Harris y Nicolas Cage.

El General Francis Hummel (Ed Harris) visita a su esposa Bárbara en el cementerio. La BSO (compuesta por Nick Glennie-Smith y Hans Zimmer), las palabras que dirige a su amada ya desaparecida y la lluvia cayendo sobre su gorra… Todo ello conforma un conjunto único de emotividad. Espeluznante. Sin más.

La lluvia en “La Roca”

2. LOS PUENTES DE MADISON (1995). Dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Meryl Streep y Clint Eastwood.

Una gran decisión está en manos de Francesa (Meryl Streep): quedarse con su marido y sus hijos o fugarse con el amor de su vida: el fotógrafo Robert Kincaid (Clint Eastwood). La lluvia cae mientras ambos se miran en la distancia. Robert se sube a su camioneta y va en cabeza. Francesca no puede dejar de prestar atención a lo que él hace mientras su marido conduce sin percatarse de la situación que está viviendo su esposa. El semáforo se pone en rojo. Robert pone el intermitente, se agacha para alcanzar la guantera, coge el colgante de Asís que ella le había regalado y lo cuelga en su espejo retrovisor. Ella no puede dejar de prestar atención a todos y cada uno de sus movimientos. Su mano se sujeta firmemente a la manilla de la puerta. La fuerza que hace es tal que casi la abre. El semáforo se pone en verde. La marcha debería continuar pero Robert sigue parado esperando a que ella se vaya con él. Es la última oportunidad. Su marido le pita por no avanzar y Robert no puede interrumpir la marcha por más tiempo. Gira y se aleja. Francesca llora y piensa: “me equivoqué al quedarme pero no puedo irme”…

En verdad les digo que he visto tantas veces esta película esperando a ver si en alguna de las veces, Francesca abría la puerta y salía corriendo. ¿Es eso posible? 🙂

La lluvia en “Los puentes de Madison”

3. NÁUFRAGO (2000). Dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Tom Hanks y Helen Hunt.

Chuck (Tom Hanks) ha regresado de la isla en la que tuvo que vivir durante años por un accidente de avión. Cuando todos le dan por muerto, regresa. Las cosas han cambiado. Kelly (Helen Hunt), el amor de su vida, está casada y tiene una niña. En esta escena Kelly cree que debe ir con él porque le ama. El beso es bastante apasionado bajo la lluvia. Ella sube al coche de él muy segura pero se da cuenta de la realidad y decide continuar con su vida y dejar a Chuck libre. La BSO, compuesta por Alan Silvestri, no tiene desperdicio alguno.

La lluvia en “Náufrago”

4. UNA PROPOSICIÓN INDECENTE (1993). Dirigida por Adrian Lyne y protagonizada por Robert Redford, Demi Moore y Woody Harrelson.

David (Woody Harrelson) por fin quiere firmar los papeles del divorcio. Diona (Demi Moore), su esposa, mantiene una relación con John Gage (Robert Redford), un atractivo magnate  mayor que ella pero en el fondo sigue muy enamorada de su marido. En ese zoo con lluvia de fondo se palpan unas miradas muy interesantes. La expresión de Diona viendo cómo David firma es todo un poema. John Gage no se pierde de lejos ese espectáculo y se da cuenta de lo irremediable… Por eso, más adelante, casi al terminar la película, el chófer pregunta a Gage que por qué ha roto con ella, y él, inteligente y experimentado, dice así: “ella nunca me habría mirado como le miró a él”. Se me olvidaba decir que la BSO, compuesta por John Barry, es una auténtica delicia, ¿no lo creen así?

La lluvia en “Una proposición indecente”

5. ORGULLO Y PREJUICIO (2005). Dirigida por Joe Wright y protagonizada por Keira Knightley, Matthew Macfadyen, Donald Sutherland y Judi Dench.

Elizabeth y el Sr. Darcy están profundamente enamorados pero ambos tienen mucho orgullo y bastantes prejuicios a los que se tienen que enfrentar para que el amor salga a la superficie y lo inunde todo. En esta escena, la declaración por parte de él podrái haber sido mucho mejor y ella lo nota pero ella tiene muchas cosas a la vez que echarle en cara. Rechaza su declaración por varias razones, en principio, justificadas. ¿No les llama la atención que aunque esté discutiendo y ella sugieriendo que le odia, se están comiendo con la mirada y es como si mutuamente se buscaran los labios? Es una verdadera obra de maestría la confusión que generan en el espectador. ¿Asistimos a un espectáculo de odio o de un amor tan excitante como sincero?

La BSO está llena de fuerza y fue compuesta con Dario Marianelli.

La lluvia en “Orgullo y prejuicio”

6. GRANDES ESPERANZAS (1998). Dirigida por Alfonso Cuarón y protagonizada por Ethan Hawke, Gwyneth Paltrow, Anne Bancroft y Robert De Niro.

Finn (Ethan Hawke) está enamorado de Stella (Gwyneth Paltrow) desde que la vió por primera vez en la infancia y ambos eran unos niños. Ahora, ya hecho un hombre, ha visto la luz y decide ir a buscarla. La lluvia es tan intensa y llamativa como la atracción que existe entre los dos tortolitos. Ella está en un restaurante con su pareja pero eso no impide dejarse llevar por quien ha venido a buscarla. Él la invita a bailar, ella acepta y poco a poco van saliendo del establecimiento. ¿Qué me dicen de la música? ¡Fascinante! ¡Perfecta! La combinación perfecta de pasión y necesidad del ser amado. Obra de Patrick Doyle.

La lluvia en “Grandes esperanzas”

7. EL DIARIO DE NOA (2004). Dirigida por Nick Cassavetes y protagonizada por Ryan Gosling, Rachel McAdams, James Garner, Gena Rowlands y Joan Allen.

Trata el amor de dos jóvenes, Noa (Ryan Gosling) y Allie (Rachel McAdams), truncado por la entromisión de la familia debido a la diferencia de clase social de ambos. Ella es una niña rica y él no. Sin embargo, cuando un amor es verdadero, nada puede hacer que los enamorados estén separados así que después de siete años, vuelven a verse y a decirse la verdad. Lo bonito es que ambos siguen sintiendo lo mismo a pesar de que ella ya tiene prometido. ¡Triunfa el amor! No hay duda. Esta escena de la barca es la más destacable y la más romántica de toda la trama aunque la película al completo no deja indiferente.

La lluvia causa sensación, ¿no creen? Y en este caso la BSO, fuerte y desesperada lo dice todo aunque no hubiera quión alguno. Está música fue compuesta por Aaron Zigman. Maravillosa.

La lluvia en “El diario de Noa”

8. EL PRIMER CABALLERO (1995). Dirigida por Jerry Zucker y protagonizada por Julia Ormond, Richard Gere, Sean Connery y Ben Cross.

Como en cualquier versión de leyendas sobre el Rey Arturo, no puede faltar el idilio amoroso entre Lady Ginebra (Julia Ormond) y Sir Lancelot (Richard Gere). Los momentos a solas son los más abrumadores de esta película en la que el papel de rey Arturo es interpretado por un maduro y bastante inocente Sean Connery. En esta escena, el compendio en el inicio de pisadas de caballo, orilla del mar, lluvia y música son todo uno. Espectacular. No puedo concebir ver esta escena sin un estremecimiento. Es fantástica, adorablemente romántica y atractiva porque se trata de una relación prohibida, ilícita por decirlo de alguna manera. Sientan la majestusidad de una banda sonora compuesta por el genial Jerry Goldsmith. Irrepetible obra.

La lluvia en “El primer caballero”

9. DESAYUNO CON DIAMANTES (1961). Dirigida por Blake Edwards y protagonizada por Audrey Hepburn y George Peppard.

Esta escena tiene de especial que es ya un clásico del cine romántico con mayúsculas. ¿Quién no conoce a estas alturas a “Gato”? Una alocada joven llamada Holly y un mantenido escritor llamado Paul en un mismo espacio: un bloque de pisos de la preciosa ciudad de Nueva York. De vecinos a amigos y de amigos a… sí, a enamorados, y la lluvia, y ese maravilloso “Moon river” de por medio. Este tema fue compuesto, la letra por Johnny Mercer y la música por Henry Mancini. Escena única e inolvidable, ¿no les parece?

La lluvia en “Desayuno con diamantes”

Y por último…

10. DOS PÁJAROS A TIRO (1990). Dirigida por John Badham y protagonizada por Mel Gibson y Goldie Hawn.

Esta escena es más difícil de describirla como romántica fuera de contexto pero tenía que incluirla porque a mí sí que me lo parece. Marianne (Goldie Hawn) y Rick (Mel Gibson) fueron novios en el pasado pero él desaparece y todos le dan por muerto. Pasan varios años y Marianne encuentra a Rick en una gasolinera aunque él niega ser él. En esta escena las miradas juegan un papel vital y eso, unido a la sorpresa en el rostro de ella y a su necesidad de insitir ante la negativa de él, la lluvia cayendo en los cristales del coche y el tema “Bird on a wire” de The Neville Brothers… Bufff, desde mi punto de vista, es el cocktail perfecto además de que qué puede haber más romántico que una mujer que en lo más profundo de su corazón aún espera que su amado fallecido vuelva a estar con ella de nuevo. Ella no le olvidó y, por otra parte, quién elimina de su memoria esos ojos brillantes color cielo de Rick, el que fue y aún es el amor de su vida. Como se suele comentar “el amor, cuando es de verdad, no se olvida”. ¿No les parece una canción preciosa?

La lluvia en “Dos pájaros a tiro”

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Cine y opinión. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Ciclo Chocolat VII: ¡Un paraguas para el amor, por favor! :-)

  1. Meg dijo:

    Hermoso post… Estoy totalmente de acuerdo con la elección de escenas… Excelente colecta :-). Saludos.

  2. Pep dijo:

    No me va mucho el género romántico pero reconozco que las escenas que ha seleccionado tocan la patata… No añadiría más. El número es redondo. Gracias. Un saludito.

  3. Carmentxu dijo:

    Escenas muy acertadas. Añadiría la escena de lluvia con Hugh Jackman y Nicole Kidman en Australia. Por lo demás, estupendo. Es un lindo post. Gracias por compartir tus opiniones con nosotros. Saludo!

  4. ¡Oh, capitán! dijo:

    Confieso que soy hombre de pocas emociones en el cine. Me atrae más la guerra y la acción en las películas… aún así quiero plasmar mi perspectiva sobre este post. Decir que el cine encierra mucha belleza y parte de ella, sin duda, está contenida en esta entrada de blog. Gracias por abrirnos una pequeña ventana de ti al mundo. Un afectuoso saludo.

  5. Myself dijo:

    La lluvia siempre da un toque diferente a la escena, al momento que se quiere representar, independientemente del género cinematográfico del que estemos hablando. Es cierto, que en las películas románticas la presencia de las gotas de lluvia cayendo mientras se sucede la escena de amor, intensifica más si cabe el momento que el espectador estaba esperando. Me gustan las escenas de lluvia elegidas y las que han mencionado los demás participantes.Forrest Gump ya se encargó de citarnos los distintos tipos de lluvia que hay…por lo que es conveniente coger un buen paragüas si no quieren mojarse, Saludos a todos.http://www.youtube.com/watch?v=d1HTPMAtVj0 Les dejo el enlace, son treinta segundos de nada.

  6. gema82 dijo:

    ¡Muchísimas gracias por vuestra atención, seguidores míos!
    Myself, buen enlace. Muy apropiado dado el fenómeno meteorológico que nos ocupa en este post :-). Forrest siempre está ahí para sorprendernos con sus siempre inocentes y humanas palabras e ideas.
    Saludos a tod@s.

  7. lopezsegovia dijo:

    La escena de la lluvia de “In the mood for love” es especial. Como la película.

  8. gema82 dijo:

    ¡Cierto, lopezsegovia! La que destacas es una película bastante peculiar, diría que extraña… Se nos muestra una relación que podríamos denominar prohibida pero que ambos protagonistas viven con una intensidad desmedida. Quizás ser complicado tenerse el uno al otro es lo que da ese toque atractivo a la película y también ese ritmo lento al conocerse, no se apresuran a dar el paso… Cada gesto, cada mirada, cada contacto toma importancia a lo largo de la trama. Para aquellas personas que no la hayan visto, les incluyo aquí el trailer: http://youtu.be/HYApIbybCWY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s