Ciclo Chocolat XIII: Cine de primavera

Foto de cabecera 7º Arte GMGB

Hoy que comienza una nueva estación, la primavera, bonita donde las haya, dedico este post a seis películas oportunas para esta época del año. Que todas ellas resulten de su agrado puede que sea una misión imposible pero intentaré compartir mi visión con todos ustedes. El cine carece de objetividad. Hay muy buen cine, por supuesto, hay contadas películas con las que nadie osa rechistar, nadie puede decir algo despectivo pero interiormente siempre nos queda esa sensación de “pues a mí no me ha llenado, por mucho que digan” o “la crítica exagera porque a mí no me ha parecido para tanto”. Creo que saben de lo que les hablo… Hay películas para todos los gustos, afortunadamente, y no todas son etiquetadas de la misma manera por toda la humanidad. Así un actor o una actriz puede convencernos con sus interpretaciones o no, un director puede atraernos con sus múltiples proyectos o no, una película puede llegarnos al corazón siendo buenísima pero también siendo malísima… El cine hay que entenderlo como una gran tienda de chucherías en la que habrá dulces muy ricos pero también perjudiciales para la salud de las muelas. Hay quienes antepondrán el sabor de esos dulces a que les salgan caries y comprarán, hay quienes rechazarán esas chuches porque no les guste su sabor y hay quienes, gustándoles, optarán por otra chuchería menos dañina o con menos contenido en azúcares. En el caso o ejemplo presentado, el hecho de que un dulce sea perjudicial para la boca se equipararía a una mala crítica oficial de una película determinada. Hay quienes prestan atención o hay quienes hacen caso omiso. ¿Me atrae? ¿Me gusta por lo que sea? Pues voy a verla al cine y lo que diga la crítica me es totalmente indiferente. ¿Les ocurre o no les ocurre así? ¿No es esta la vida real? Los eruditos del cine son también seres humanos y sus argumentos son opiniones personales que no siempre tienen que ser compartidas o aceptadas de buen grado sin previa comprobación de cómo es la obra cinematográfica en sí.

Vamos allá con esa lista de seis cintas que he diagnosticado de “primaverales”… Unas escogidas por su título, otras por el ambiente que se respira en la trama, otras por el momento del calendario en que todo lo importante tiene lugar… Dejémonos de alergias y centrémonos en que, como se suele decir: “la primavera, la sangre altera”. Esta lista tiene un denominador común y es que sus protagonistas están bastante alterados. Las emociones afloran y la dicha se convierte en algo más acentuado. El paisaje se viste de gala y color para que así sea, dentro y fuera del propio cuerpo…

1. “Tienes un e-mail” (You’ve got Mail, 1998):

Tienes un e-mail 98

“Tienes un e-mail” es una cinta perteneciente al género de la comedia romántica, dirigida por Nora Ephron y estrenada en 1998. El tema destacado de su BSO es “Anyone at all”, de Carole King. La música de la película fue compuesta por George Fenton.
¿Qué tiene de especial? Si no gusta este género, nada. Si por el contrario, gusta, entonces contamos en primer lugar con un dúo protagonista que tiene gancho. Hay mucha química entre ellos y ambos tienen personalidades muy divertidas. Por otra parte, la ciudad de Nueva York luce como el escenario perfecto para darse cualquier historia que se precie en esta estación floral.

Lo insólito realmente de esta cinta en el momento de su estreno fue la trama en sí. El hecho de que una relación sentimental se iniciara a partir del conocimiento mutuo por medio del envío de sucesivos correos electrónicos, a través de una pantalla de ordenador, con la otra persona tan distante y sin haberse visto las caras. Esta es la peculiaridad. La ilusión por comprobar si en la bandeja de entrada hay algún e-mail de esa persona invisible pero sin la que el día a día se hace mucho menos llevadero. La expectación ante las palabras que ha plasmado. La incógnita de cómo será… si la cara que muestra en la red coincidirá con la imagen que se va creando en la mente sobre su aspecto y sus maneras. Por supuesto que el final de la película está más que cantado pero… ¿qué importa si es bonito?

Adoro cuando las calles de Nueva York hacen su aparición y suena, de fondo, ese tema “Dreams” de The Cranberries. Se darán cuenta de que los árboles aún tienen las hojas secas pero no caídas. Se supone que es otoño en esta parte de la película. Durante las dos horas de duración verán que se hacen presentes tres estaciones del año, todas menos el verano. Cuando se va acercando el final, es la primavera la que hace acto de presencia, y ¡de qué manera! 😉

2. “El jardín secreto” (The secret garden, 1993):

El jardín secreto

En cierto modo, esta película es infantil… El hecho de que sus protagonistas sean niños contribuyen a ello aunque la historia que se narra es bastante seria y la recomiendo a todos los públicos. La primavera se hace clarividente en un momento determinado de la película. Es cuando los niños pueden salir de la mansión, disfrutar del aire libre y descubrir un hermoso jardín tras deshacerse de la maleza y el abandono que la realidad familiar ocasionó. En primavera, la vida (en todos los aspectos) cobra especial relevancia y todos los problemas pasados parecen borrar las sombras oscuras del recuerdo para transformarse en arco iris de emociones, sentimientos y ganas de vivir renovados y reconfortantes.

Esta cinta fue dirigida por Agnieszka Holland y protagonizada por Kate Maberly, Heydon Prowse, Andrew Knott, Maggie Smith, Irène Jacob y John Lynch. Yo no fui a verla al cine pero tuve el placer de poder verla en VHS, en televisión, en la acogedora buhardilla de mis tíos cuando era niña.

La BSO, compuesta por Zbigniew Preisner, es una auténtica maravilla. Deléitense. Con las imágenes es mejor pero no tiene desperdicio. La emoción al escucharla está asegurada.

BSO “El jardín secreto”

3. “Primavera en otoño” (Breezy, 1973):

Primavera en otoño

¿Qué decir de esta película? No fue un éxito precisamente en su estreno. Ni que su director fuera un joven y prometedor Clint Eastwood ni que su protagonista fuera el veterano y conocido William Holden resultaron ser claves de logro frente al argumento, que para aquel momento, no estaba muy bien visto, ni en USA ni en Europa.

La actriz protagonista, Kay Lenz (Kate Jordache en “Hombre rico, hombre pobre”, 1976), que contaba con veinte añitos de edad, interpretaba un papel de hippie de espíritu libre. William Holden, por el contrario, interpretaba a un hombre maduro con un corazón endurecido por el tiempo. En realidad, ambos se llevaban treinta y cinco años. Gran diferencia.

Resulta ser un drama romántico bastante interesante. En este caso, el protagonista es el que vive una inusual e inesperada primavera en el otoño de su vida. De ahí, el título…

Breezy’s Song

Primavera en otoño 2

4. “La última primavera” (Ladies in lavender, 2004):

La última primavera

“La última primavera” también tiene un tema algo polémico pero en esta ocasión es al revés ya que damas solitarias en edad avanzada encuentran en un joven violinista de Cracovia sentimientos y una pasión que aflora, rememorando así su juventud y lo que ella conllevaba en asuntos del corazón (celos y demás). La cinta es llamativa por su optimismo pero sobre todo por los maravillosos paisajes ingleses.

Tres actrices de renombre conforman el reparto principal: Judi Dench (“M” en James Bond), Maggie Smith (tía Violet en Downton Abbey) y Natascha McElhone. Se transladan a 1936, a Cornualles, apartadas del mundanal ruido, librándose de los efectos devastadores de la guerra y viviendo una auténtica primavera en el invierno de sus vidas. Es una cinta encantadora, un drama precioso sobre la vejez y en lo que aún es posible sentir, por fortuna.

BSO “La última primavera” (Joshua Bell y Nigel Hess)

5. “Emma” (1996):

Emma

“Emma” es una cinta dirigida por Douglas McGrath y basada en la novela homónima de Jane Austen. Sus protagonistas son Gwynelth Paltrow,  Jeremy Northam, Toni Collette y Ewan McGregor.

Aquellas personas que no hayan leído la novela y tampoco hayan visto esta película, se preguntarán de qué trata. Aquí va la sinopsis: Emma Woodhouse (Gwyneth Paltrow), una joven rica, atractiva, inteligente y presuntuosa, vive con su padre viudo en un pueblecito. Cuando su estimada institutriz, amiga y confidente, la señorita Taylor (Greta Scacchi), decide casarse con el señor Weston (James Cosmo), la vida de Emma se queda vacía y sin sentido. Se plantea entonces un objetivo: ayudar a los demás a llevar una vida tan perfecta como la suya. Y lo que suele pasar, la protagonista, aburrida del día a día, se presenta candidata como alcahueta para que los demás encuentren el amor y, curiosamente, el amor le da a ella de pleno, viniendo además de la persona más inesperada…

El ambiente durante toda la película es muy primaveral, de lo más floreado, pero quizás esta “pieza” cinematográfica se caracterice más por la alta dosis de romanticismo contenida que por la estación en sí aunque por esto mismo es ideal y oportuna para estas fechas de Cupido y mariposas.

BSO de “Emma” (Rachel Portman)

La película no es tan buena como “Orgullo y prejuicio” (2005), les aviso, pero tiene algo especial, un optimismo agradable y, desde luego, no se pierde el tiempo si deciden verla.

6. “El Señorito Primavera” (The Affairs of Anatol, 1921):

El señorito primavera

“El Señorito Primavera” es una peculiar cinta que cuenta, a día de hoy, con noventa y dos años de antiguedad y, sin embargo, su temática es atemporal, imperecedera… Dirigida por Cecil B. DeMille, tiene el siguiente reparto: Wallace Reid, Gloria Swanson, Wanda Hawley, Theodore Roberts, Elliott Dexter, Theodore Kosloff, Agnes Ayres, Monte Blue y Bebe Daniels.

Tratándose de DeMille, el director más exitoso durante la primera mitad del siglo XX, no es de extrañar que esta película guarde algo especial. No es sólo que sea muda, o que se vea en blanco y negro o su magnífica mezcla entre drama y comedia… también su sinopsis nos muestra la descripción perfecta de una serie de circunstancias que definen la complejidad y escasa positividad de la naturaleza humana.

Se trata de una comedia absolutamente adulta en la que el protagonista, Anatol Spencer (Wallace Reid), está casado desde hace unos meses con una dama llamada Vivian (Gloria Swanson). Lo curioso reside en la costumbre del inocente Señorito de erigirse como salvador de mujeres supuestamente inmersas en situaciones comprometidas, realidad que su esposa no comprende. A lo largo de la cinta, se irá viendo cómo se pone a prueba un matrimonio debido a la escasa sinceridad y confianza que existe en un principio entre ambos tortolitos.

La película es recomendable. El interés que despierta en el espectador se mantiene intacto a través del tiempo. Supondrán que la primavera no se palpa en esta curiosa cinta, sin embargo, la personalidad que presenta el protagonista Anatol es tan ingenua y manipulable, se deja llevar tanto por las féminas que, desde luego, parece estar viviendo la florida estación por la confusión y la exagerada difusión de sensaciones e instinto.

Fragmento de “El Señorito Primavera”

Cartel de "El Señorito Primavera" (1921)

*****

De la mano del Séptimo Arte Blog

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Cine y opinión, Introducción, La película a tratar hoy es.... Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ciclo Chocolat XIII: Cine de primavera

  1. Reyes Ramón dijo:

    Precioso como siempre, y encima con olor a primavera, me encanta !!!

    • gema82 dijo:

      Reyes, a las dos se nos ve con ganas de que llegue la nueva estación por los proyectos que tenemos entre manos… Me alegra un montón que te guste este último post. Espero poder compartir muchos más contigo. ¡¡ GRACIAS !! 🙂 Un abrazo.

  2. COMONO dijo:

    Muy fresco y relajante. Siempre viene bien leer algo distinto que relaje los sentidos.

    • gema82 dijo:

      Me alegro de haber transmitido frescura y relax, COMONO. Uno de los objetivos que me planteo cuando escribo es que llegue al lector. Puede emocionar, relajar e incluso animar o convencer de algo. Con cualquiera de estas acciones me doy por satisfecha así que gracias :-). Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s