Ciclo Chocolat XIX: Perfiles de hombre en la historia del cine

Diapositiva1Como lo prometido es deuda, aquí va el post que todos estaban esperando… Quiero que sepan que he disfrutado como una niña creándolo. Tenía mucho que decir y he tenido que abreviar bastante.

Estos son los trece perfiles de hombre que destaco. A ver qué les parece…

1. El compañero de vida ideal: Dícese de un hombre rico, atractivo, responsable, con 1sentido del humor, seguridad en sí mismo, formado y con respetuosas maneras al que realmente le gustan las mujeres… y cuando ama a una, la complace y valora con total naturalidad, logrando sin esfuerzo alguno, como si viniera de serie en su propia naturaleza, que una prostituta se sienta como una auténtica reina. Este caballero rectifica y sabe pedir perdón cuando la situación lo requiere porque escucha, atiende las palabras de su amada y comprende el dolor que puede haber causado como si fuera propio. Este señor disfruta de la belleza de su dama pero también de su mente y de su compañía. No recrimina, ni humilla ni incomoda. Es galante hasta la saciedad.

Richard Gere (Edward Lewis) en “Pretty woman” (1990).

2. El buenazo: Dícese de un hombre que, por amor a una mujer, es capaz de cargarFile created with CoreGraphics con los errores de otro. Así, sugiere a esa dama casarse cuando se entera de que ella está embarazada del hermano de él y la ha abandonado. Una vez casados, él dice que no compartirá su lecho con ella hasta que esta no se lo pida… Por tanto, no es sólo que solvente la vida de una mujer en una época difícil sino que además está dispuesto a complacerla sin exigir nada a cambio. ¡Esto es un hombre! 🙂

George Peppard (el hijo bastardo de Wade) en “Con él llegó el escándalo” (1960).

3. El sacrificado: Dícese de ese hombre que se ocupa de todo mientras su esposa 8alcohólica está centrada en arruinarse la vida. No siendo suficiente con esto, este hombre solo recibe exigencias, malas palabras y miradas de asco de ella haciéndole sentir responsable de la situación, cuando la única culpable de su desdicha es ella misma. Y es lo que tienen estas cosas del querer, a veces: el aguante espontáneo e incondicional de una de las partes.

Andy García (Michael Green) en “Cuando un hombre ama a una mujer” (1994).

4. El eterno enamorado: Dícese de ese hombre humilde que encuentra al amor de su6 vida en la infancia y no se rinde. Este hombre cree en el amor verdadero y en que esa niña de cabellos rubios le pertenece aunque pueda tratarse de un amor imposible debido al carácter tan peculiar de ella y a la diferente clase social de uno y otro. Pasan los años y, a pesar de las aventuras y desventuras de la historia, para este tipo de hombre no existe nadie más. Es tozudo. Es persistente. En asuntos del corazón, o es ella o nadie.

Ethan Hawke (Flynn) en “Grandes esperanzas” (1998).

5. El duro: Dícese de ese hombre fuerte y varonil, parco en palabras y brusco en las 9maneras, valiente y seguro de sí mismo que donde pone el ojo pone la bala y si una mujer le atrae, para él no existe nadie más. Su conquista es muy personal y algo salvaje pero logra su propósito: casarse con la dama a la que ama. Este tipo de hombre no pasa por la cocina pero es gallardo y protector, su varonilidad y su persistencia destaca sobre todo lo demás y cuando besa, besa de verdad. La dama queda desarmada ante sus besos aunque confunda las caricias con azotes (de algún modo, cariñosos)…

John Wayne (Guns) en “La taberna del irlandés” (1963).

6. El inadvertido: Dícese de un hombre bastante inseguro de sí mismo, que sabe lo5 que quiere y a quién ama pero no se expresa ni se hace notar por miedo al rechazo, por no destrozar una relación o su amistad con su mejor amigo, quién sabe. Este hombre es muy peculiar pues se muestra cuando ya no tiene nada que hacer, cuando ya ha perdido al amor de su vida y realmente permanece inmutable ante su voluntaria soledad. No se sabe qué es lo que pasa por su mente cuando obra así, la verdad. Confunde.

Andrew Lincoln (Mark) en “Love actually” (2003).

7. El superhombre (perfecto y por tanto, extraplanetario): Dícese de un hombre 3sobrenatural, originario del planeta Krypton, cuyas capacidades están potenciadas… incluso algunas no pueden ser llevadas a cabo por los seres humanos. Este hombre es alto, guapo, fuerte, valiente, educado… sus grandes ojos azules te pueden atravesar con rayos láser y sus besos te pueden hacer olvidar todo lo que ocurrió el mes pasado… Este hombre puede invertir el movimiento de la tierra y hacer volver el pasado para recuperar a su amada, que ya había muerto. Este hombre salva el mundo todos los días y a la par, es capaz de estar pendiente y prestar atención a la mujer de su (eterna) vida.

Christopher Reeve (Superman) en Superman I (1978), II (1980) y III (1983).

8. El práctico: Dícese del hombre que permanece enamorado de la misma mujer por2 siempre y cuando da por hecho que la ha perdido, se lleva al lecho a otras mujeres sin llegar a ningún tipo de compromiso. Únicamente las utiliza para satisfacer sus necesidades físicas pero jamás se enamora, jamás se compromete, pues su corazón ya está cogido. Vive cerrado en banda y amargado, esperando a que algún día ella regrese. Menos mal que lo hace…

Ryan Gosling (Noah Calhoun) en “El diario de Noa”(2004).

9. El materialista: Dícese de un hombre que de joven conoce a la mujer de su vida y 10no le importa abandonarla por sus estudios de finanzas en el extranjero, arriesgándose a perderla. Este tipo de hombre es evidente que tiene sus propias prioridades y no son las del corazón. Por suerte, le sale bien la jugada…

Nicolas Cage (Jack Campbell) en “Family man” (2000).

10. El cobarde: Dícese de un hombre, si se le puede catalogar como tal, que no sabe amar a las mujeres, que destruye cualquier mínimo momento de felicidad de su esposa haciéndola sentir insignificante. El maltrato que4 este individuo ofrece es psicológico y físico y su odio hacia el sexo opuesto es más que evidente cuando además de hacer la vida imposible a su señora, también abusa de la hija de ambos: una niña de trece años. Por fortuna, la bestia acaba donde debe, donde merece. Espero que no se pregunten por qué he etiquetado como “el cobarde” a este tipo de hombre. Si no han visto esta película, se la recomiendo encarecidamente… Se darán cuenta de cuál es la reacción de él cuando su esposa, el sexo débil, le planta cara y entenderán perfectamente la razón de denominarle así.

David Strathairn (Joe St. George) en “Eclipse total” (1995).

11. El picaflor: Dícese de un hombre que cree que la felicidad reside en ir de mujer 11en mujer sin preocuparse por nada más. Lo único que le interesa conocer a este señor es el aspecto físico de la mujer en cuestión: cara, tetas y culo, y punto. No siente curiosidad y tampoco se molesta en saber lo que ellas piensan pues para él son un mero instrumento de placer momentáneo. Cuando las cosas se tuercen y siente que es él el utilizado, se empieza a plantear cosas más serias, como que si sigue así se quedará solo de por vida… ¡este hombre por fin empieza a hacer uso de sus neuronas! 😉

Jude Law (Alfie) en “Alfie” (2004).

12. El mujeriego: Dícese de ese tipo de hombre muy atractivo, seguro de sí mismo, que se cree irresistible y lo mejor: está casado. Para este señor, el hecho de tener12 esposa no es impedimento para conocer otros terrenos continuamente. El descaro de esta especie llega hasta tal punto que justifica sus andanzas culpando a su mujer de que no le toca. La paciente esposa entonces no solo tiene unos cuernos como los del padre de Bambi sino que tiene que sentirse culpable por desatender a su marido y haberle llevado así a caer en otros brazos. ¡Me río por no llorar!

Dennis Quaid (Eddie) en “Algo de que hablar” (1995).

13. El romántico empedernido: Dícese de un tipo de hombre único y digno de 13mención que piensa que entregarse a la mujer a la que ama es un paso importante y bonito que debe tener lugar de una manera no precipitada. Él cree que algo así no se olvida nunca y las condiciones y las circunstancias deben ser oportunas para que el recuerdo sea hermoso y no un simple aquí te pillo, aquí te mato. Él dice a su novia que desea que lo mejor de su vida le esté esperando cuando vuelva de la guerra, que no quiere hacer nada de lo que se tengan que arrepentir… Ella dice que si les quedara una única noche, la querría pasar con él pero él no cambia de parecer… Se despide de ella y no pasan al hotel pues en palabras de él: “yo no quiero hacer lo que hace todo el mundo”. Aquí sí que lloraría, de hecho lo hago cada vez que veo la película… ¡QUÉ HOMBRE! 🙂

Ben Affleck (Rafe McCawley) en “Pearl Harbor” (2001).

… y esto es to, esto es todo, amig@s… La conclusión que saco de estas dos últimas entradas al blog es que en el mundo del cine, tanto en un sexo como en otro hay papeles muy agradables y papeles muy desagradables, como pasa en la realidad con las personas, por mucho que media humanidad se empeñe en criticar o responsabilizar a la otra media. Algunas mujeres deberían aprender de algunos hombres, al igual que algunos hombres deberían aprender de algunas mujeres.

Para finalizar decirles que he recibido correos en los que mis seguidores me han demostrado la aceptación del post anterior y, si lo desean, puedo hacer una segunda parte del otro y de este, pues quedan muchas categorías por mostrar… Si no, pueden añadir más ustedes, ¿por qué no? Pueden mandarme las categorías que estimen oportunas tanto de hombres como de mujeres y haré un nuevo post con sus conclusiones. Creo que será muy divertido, el cine es lo que tiene… ¿se animan? 😉

Muchísimas gracias, como siempre, por su atención y por su motivación a continuar con mi labor en este blog…

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Cine y opinión, Introducción, Lo oculto tras el telón. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s