Ciclo Chocolat XXVII: Una buena muestra del cine italiano

rysh2Ayer noche emitieron en ‘La 2’, cadena televisiva nacional española, un espléndido trabajo del gran director italiano Luchino Visconti. Esta película se limita a 170 minutos de metraje protagonizada por el apuesto actor francés Alain Delon, cuyo personaje se va haciendo con la trama paulatinamente, comiéndose la pantalla con su personalidad nostálgica e irresistiblemente generosa. Llama la atención que el personaje relevante femenino sea interpretado por la también actriz francesa, ya desaparecida,  Annie Girardot, magnífica, por cierto, y que sin embargo, la llamativa actriz italiana, Claudia Cardinale, se mantenga en la sombra, con un papel excesivamente oculto como para que pudiera lucirse. Quizás fuera que esta cinta supuso el cuarto trabajo de su carrera, llevado a cabo con veintiún añitos.

ad y ella 2¿De qué trata “Rocco y sus hermanos”? Toda la acción transcurre en la ciudad italiana de Milán. Una mujer con cinco hijos varones enviuda y el mayor debe hacerse cargo de toda la familia según marcan las costumbres de la época. Cada uno de los retoños, con bastante diferencia de edad entre el pequeño y el mayor, viven su momento con unas circunstancias comunes pero otras, dependientes de sus personalidades y maneras de pensar. Asistimos a varios espectáculos de vida en los que cómo esté amueblada la mente y el corazón desemboca en mejores o peores resultados en el camino existencial.

El cierre de la cinta se convierte, como en toda trama que se precie, en algo que nos demuestra que la realidad puede no ser tan bonita como se espera y que las decisiones propias y ajenas condicionan la felicidad del individuo de una u otra manera, para bien o para mal. El desenlace es sorprendente aunque propio de su género, del tipo lo que mal empieza, mal acaba, sólo en algún caso concreto.

3Desde una perspectiva absolutamente personal, diré que es una gran película, un drama tan real como atractivo, muy bien hilado y con interpretaciones muy convincentes y a la altura de las posibilidades de un director que no pasó inadvertido con otros títulos como “El Gatopardo” (1963), por el que ganó la Palma de Oro, “La Caída de los Dioses” (1969) o “Muerte en Venecia” (1971), entre otros tantos. La crítica es muy complaciente con este interesante y extenso drama familiar italiano.

En cuanto al actor Alain Delon, icono del cine europeo de la década de los 60 y 70 y ganador del Premio César por “Nuestra historia” (Bertrand Blier, 1984), contaba con casi 25 añitos cuando participó en este trabajo cinematográfico que nos ocupa hoy. Tan joven y brillaba con luz propia, por dentro y por fuera, trabajando sólo en dos ocasiones a las órdenes de Visconti: en “Rocco y sus hermanos” y en “El Gatopardo”. Seguro que le recuerdan en cintas como “El Zorro”, “El Tulipán Negro” o “La piscina, en medio de una larga trayectoria en la gran pantalla.

2

Recomendable :).

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Cine y opinión, Introducción, La película a tratar hoy es.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s