Ciclo Chocolat XXXIV: Una crítica personal “de película”: “Corazones de acero” (David Ayer, 2014)

‘FURY’1Sinopsis:

La trama de “Corazones de acero” tiene lugar y espacio durante el último mes de la guerra del Teatro europeo durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), concretamente en el mes de abril del año 1945. Como los aliados hicieron su golpe final en el continente europeo, un sargento del ejército de los Estados Unidos de América, aguerrido en la 2ª División Armada, llamado Don “Wardaddy” Collier (Brad Pitt), manda un tanque modelo Sherman M4A3E8 llamado “Fury”, y a su tripulación, de cinco valientes, a una arriesgada misión tras las líneas enemigas. Superados en circunstancias (número y armamento), el gran Wardaddy y sus hombres se enfrentan a una situación abrumadora con heroicos intentos de atacar el fornido y frío corazón de la Alemania Nazi.

Reparto principal:

  • Brad Pitt como Sgt. Don “Wardaddy” Collier.
  • Shia LaBeouf como Cabo Técnico 5º grado, Boyd “Bible” Swan.
  • Logan Lerman como Soldado, Norman “Machine” Ellison.
  • Michael Peña como Cabo, Trini “Gordo” García.
  • Jon Bernthal como Soldado 1ª clase, Grady “Coon-Ass” Travis.
  • Jason Isaacs como Cpt. “Old Man” Waggoner.
4

Alicia von Rittberg (como Emma), Brad Pitt y Logan Lerman

Características de la película:

Género bélico. Bastante cruda a la par que sensible. Su punto fuerte es la historia que narra. Contamos con muchas películas de este género pero el simple hecho de que el gran protagonista sea un tanque (‘Fury’), ofrece ese toque de distinción respecto a lo mayor parte de los trabajos sobre diferentes e importantes guerras en la Historia. El reparto es muy interesante. Gran selección de hombres a la altura de las circunstancias.

3Crítica:

Antes de meterme en materia, diré como apunte personal para dar a conocer mis preferencias, que pueden influir de manera notable en esta humilde crítica, que el género bélico no entra dentro de mis gustos cinéfilos. Confieso y no me avergüenza hacerlo, que si he ido al cine a ver esta cinta ha sido porque el protagonista, Brad Pitt, es mi ídolo desde que su estrella brilla resplandeciente por talento interpretativo y belleza, encandilando a medio mundo porque es un hombre completo donde los haya en todos los aspectos. Dicho esto, no estaría de más añadir que su papel en “Corazones de acero” es lo que faltaba para ver en él el magnífico actor que fluye por sus venas. Creo que nos ha demostrado con varios registros cuanto sabe y ha dado la talla sin ninguna duda. Encarnando a Wardaddy muestra su cara más varonil, caballerosa y caballeresca. Su corazón de acero queda en carne viva y eso el espectador lo percibe como un acierto, como una virtud, convincente y satisfactoria. Es su naturalidad a la hora de enfrentarse a un personaje lo que le engrandece como actor. ¡Chapó, Sr. Pitt!

Siguiendo en la línea del reparto, destaco las interpretaciones de Shia LaBeouf (“Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal”, “Wall Street 2: el dinero nunca duerme”, “Transformers”), cuyos ojos en lágrimas no pasan desapercibidos, Logan Lerman (“Noé”, “Los tres mosqueteros”, “El Patriota”) con su juventud (22 añitos) y su papel tan destacado, y Jason Isaacs (“El Patriota”, “Noviembre dulce”, “Harry Potter”), un veterano ya de la interpretación, que como secundario no tiene precio.

El director de este trabajo, David Ayer, profesional de Illinois (USA), queentrada casualmente hoy, 18 de enero, cumple 47 años (¡Felicidades!), ha demostrado con su selección actoral buen ojo y ha compaginado una de cal y una de arena durante toda la trama, aunque la de cal es más sobresaliente, algo normal teniendo en cuenta que trata un pasaje de guerra, dura y sangrienta. Lo positivo es que ha mantenido la humanidad donde sólo podrían haber quedado despojos humanos. En mi opinión, una película bélica pierde esencia, si no da cabida a cierta sensibilidad. Él lo logra.

Destacaría que cinco hombres y un tanque en el campo de batalla son más que suficiente, en este caso, para mantener al espectador en vilo. Todo un logro. No aburre en ningún momento y tampoco se hace largo su visionado. La breve parte en que la mujer toma algo de protagonismo supone dar esa pequeña nota a la película de “existe algo más que matar y morir”, y se agradece. Por otra parte, también se valora que la mujer no quede como una simple prostituta que satisface las necesidades físicas del guerrero sino que queda compensado por el trato cortés y el sentimiento de algunos hombres, sólo dos en esta cinta, pero algo es algo.

Para concluir, diré que disfruté con el dolor y el sufrimiento que transmite “Corazones de acero”, y no porque me divierta la desgracia (evidentemente) sino porque llegó a convencerme, porque pude empatizar con esas situaciones de vidas pendiendo de un hilo, de asesinar en pro de la propia supervivencia y porque adoro la importancia del honor como valor que tanto escasea a día de hoy, en tiempos relativos “de paz”. Vayan a verla, a verlo, a verle… No les defraudará.

Calificación: 8,25/10 (recomendable).

Por Gema María Gómez del Barco

2

Logan Lerman y Brad Pitt al fondo

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Actualidad en relación al Séptimo Arte, Cine y opinión, La película a tratar hoy es.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s