Ciclo Chocolat XLIV: Una crítica personal “de película”: “La Dama de Oro” (Simon Curtis, 2015)

Diapositiva1

Hoy nos enfrentamos a un drama serio y biográfico, de esos que nos hacen comprobar la existencia de otras vidas, injustas por el momento histórico y la ubicación en los que les tocó vivir, donde nacieron. A ello, además se suman unas decisiones propias, tomadas, quizás con la mejor de las intenciones pero que pueden desgarrar la felicidad futura, transitando con un dolor anclado que nunca parece marcharse, se haga lo que se haga. Nos topamos entonces con el mundo adulto, con el de los aciertos y los errores, con el de lo imperdonable y lo imborrable, marcando así toda una vida, desde lo acontecido hasta el último aliento. Esta película nos da toda una lección a la hora de luchar y defender lo que es nuestro, lo que nos corresponde legítimamente, aunque eso no alivie al 100% las penalidades del pasado. Nunca hay que rendirse y es preciso superar los miedos.

“La Dama de Oro” cuenta con un guión de Alexi Kaye Campbell, basado en la historia real de Maria Altmann (Helen Mirren), una mujer judía que huyó de Viena durante la II Guerra Mundial (1939-1945) y que regresa sesenta años después para reclamar las propiedades que los nazis confiscaron a su familia: el famoso “Retrato de Adele Bloch-Bauer I”, de Gustav Klimt. Ryan Reynolds pone la nota de persistencia, esfuerzo y tenacidad ante lo que cree justo, en la piel del abogado Randy Schoenberg, que ayuda hasta sus últimas consecuencias a la protagonista iniciando un proceso judicial con el gobierno austriaco y la Corte Suprema de los Estados Unidos de América. Valoro y alabo el trabajo tanto de Mirren (que es magnífica), como de Reynolds, que por primera vez nos sorprende con un papel diferente, que nada tiene que ver con el género cómico o romántico. El reparto es completado por un majo Daniel Brühl (“La última primavera”), cuyo papel secundario resulta bonito y necesario en la trama, y también la actriz Katie Holmes hace su aparición, como pilar de apoyo del eficiente abogado, poniéndose en la piel de su comprensiva esposa y madre de sus hijos. Su personaje, aunque relevante, se limita a las funciones que su naturaleza femenina ofrece. Helen Mirren eclipsa por completo a Holmes. Quizás su presencia ha sido exageradamente desaprovechada, o es mi sensación. No era preciso un nombre conocido para hacer de esposa en exclusiva.

Diapositiva2

Si nos centramos en la trama, la verdad es que lo tiene todo en dosis muy equilibradas, manteniendo un halo de sensibilidad imprescindible durante los 107 minutos de duración, evitando así, en gran medida, que el espectador no caiga en las garras de ese pensamiento tan frecuentado con el género biográfico: “¡otra historia más!”. Confieso que existe algún momento en que, al ver la película, lo pasé bastante mal y no supe si admirar a la protagonista (en su juventud) por su coraje en su huída en pro de su propia salvación, o despreciarla por pensar únicamente en salvarse el culo, dejando atrás algo que se convertiría en la tortura interior a lo largo de toda su existencia. De algún modo, su actuación es comprensible pero también lo es su arrepentimiento posterior, del que no se libra ni satisfaciendo sus deseos de recuperar su legado (material, al fin y al cabo). Resulta un trabajo lleno de emociones diferentes que confluyen de fuentes individuales, que son todos y cada uno de los personajes.

Me gusta mucho cómo el director, el Sr. Curtis, va compaginando pasado y presente con elegancia y claridad, sin mareos ni confusión para el espectador. Está maravillosamente hilada y muy bien ambientada cuando la situación lo requiere.

Al final, independientemente de la calidad propiamente dicha de un trabajo cinematográfico sin altas cotas de impresionabilidad, la sensación final es positiva, sintiendo algo así como orgullo y optimismo.

Califico este filme con un 6,75/10, felicitando a la gran Helen Mirren por obsequiarnos con una interpretación brillante más, y a su compañero de reparto, Ryan Reynolds, por demostrarnos que él puede con todo.

Sin más, darles un “hasta sucesivas películas” y agradecerles, como siempre, su atención y seguimiento.

Gema María Gómez del Barco – De la mano del Séptimo Arte

Diapositiva4

 *****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s