Ciclo Chocolat XLVI: Una crítica personal “de película”: “Misión Imposible: Nación Secreta” (Christopher McQuarrie, 2015)

Diapositiva1

La quinta entrega de la saga del agente Ethan Hunt (Tom Cruise) ha llegado en el momento justo. Todos los que nos consideramos admiradores de misiones absolutamente imposibles de lograr en la vida real y fans de Cruise y su equipo en la FMI, ansiábamos este momento de disfrute en la gran pantalla. Después de haber podido valorar las cinco partes con las que ya contamos, constataría este orden personal de preferencia, de más agrado a menos: 5ª > 3ª > 4ª > 1ª > 2ª. Esto significa que este reciente estreno ha supuesto para mí el clímax de las aventuras de Hunt.

Estoy gratamente satisfecha con el resultado. Mi género predilecto, el de acción, se ha visto vanagloriado con un trabajo que lo tiene todo: actividad cerebral, efectos especiales, persecuciones, toques cómicos, tensión a contrarreloj, espíritu de equipo y de amistad, profesionalidad, situaciones trepidantes, asistencia al prójimo, patriotismo y triunfo del bien sobre el mal. No, damas y caballeros, no se me queda nada en el tintero… Romance y sexo cero para una película en la que se debe respetar que el protagonista, el Sr. Hunt, contrajo matrimonio en “Misión: Imposible 3” (J. J. Abrams, 2006), importante detalle que han tenido en cuenta y que, sinceramente, se agradece en los tiempos que corren. ¡Ya está bien de tanta miseria sentimental! 😉

Diapositiva1

En cuanto al reparto, se mantienen rostros ya conocidos del equipo de Hunt: Simon Pegg (desde la cuarta entrega), Ving Rhames (desde la primera), Jeremy Renner (desde la cuarta)… y las nuevas adquisiciones han sido: Sean Harris (el malvado), Rebecca Ferguson (la fémina), Alec Baldwin (el jefe), Simon McBurney (el traidor) y Tom Hollander (el primer ministro británico). Todos ellos magníficos. En este caso, destaco el hecho de que la dama, Ferguson (Estocolmo, Suecia, 1983), en el papel de Ilsa Faust, encarna a un personaje a la par en relevancia que el protagonista de la trama, con un rol semejante al masculino, lo que ofrece a “Misión Imposible 5” el toque de modernidad e igualdad que todos deberíamos valorar muy positivamente. La elección de actriz está a la altura de las circunstancias, sin duda: bonita, con tipazo (nada de delgadez), profesional, eficiente, valiente y muy natural. 

Es de recibo que el paso del tiempo tenga repercusiones en la misión del protagonista Ethan Hunt. En esta entrega nos topamos con un hombre más prudente, más humano, más limitado a la hora de lograr lo imposible. La madurez y el efecto de la edad se hace patente en esta película y está muy bien, en pro de una veracidad más creíble dentro de los márgenes de la ficción. Jamás a este agente le habían ayudado tanto a sobrevivir, y resulta muy interesante. Se ha respetado cierto realismo y se digiere a la perfección. Las “fantasmadas” propias de la saga se toleran con mayor convencimiento.

En lo referente a su banda sonora… aun cuanto el tema central siempre es el mismo, identificativo de “Misión Imposible” de las series originales de 1966 primero y de 1988 posteriormente, resulta curioso que el compositor sea diferente en cada parte de las realizadas a partir de 1996. Así, en este caso que nos ocupa, la música corre a cargo del compositor neoyorquino Joe Kraemer, que realiza para esta ocasión un impecable trabajo. Por otra parte, aunque no es lo acostumbrado, en esta quinta entrega, el escenario de Viena les sorprenderá con su fascinante Ópera y esta, a su vez, les obsequiará con una escena envuelta con el bellísimo tema “Nessun dorma” (“Nadie duerma”), un aria del acto final de la ópera “Turandot”, de Puccini. Todo un regalazo, ¿no creen?

“Misión Imposible: Nación Secreta” es una película de acción en estado puro, que no se siente como ya vista porque es diferente, por difícil que parezca tras cuatro entregas. Se traduce en 131 minutos de entretenimiento y disfrute sumos. Lejos está ese sentimiento de arrepentimiento por haber tirado el dinero de la entrada. Si les agrada este género y les convence una gran subida de adrenalina, no escatimo en alabanzas y se la recomiendo con total sinceridad. Que haya sido un exitazo en USA no es de extrañar. Ojalá lo pueda ser en España.

Mi valoración numérica se materializa en un merecido 9/10. Mis felicitaciones al director Christopher McQuarrie, porque ha demostrado que sabe lo que hace aun cuando su filmografía es de lo más reducida: “Secuestro infernal” (2000) y “Jack Reacher” (2012), esta última también protagonizada por Tom Cruise.

Solo me queda decirles: Vayan a verla y a disfrutarla mucho.

Muchas gracias por su atención y hasta la próxima crítica ;).

Gema María Gómez del Barco – De la mano del Séptimo Arte

Escanear

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s