Ciclo Chocolat LII: Una crítica personal “de película”: “Un gángster para un milagro” (Frank Capra, 1961)

Diapositiva2

Este singular clásico titulado “Un gángster para un milagro” es un remake de “Dama por un día” (1933) y ambos trabajos fueron dirigidos por el genial Frank Capra. El filme que nos ocupa supuso el último trabajo cinematográfico del director y, aunque no es de los mejores de su carrera, irradia algo especial.

Su banda sonora (compuesta por Walter Scharf), un reparto de lujo encabezado por una veterana Bette Davis, Glenn Ford y Peter Falk, entre otros, una trama simple adornada con los toques cómicos de personajes y situaciones… Todo ello hace que el conjunto sea un diamante en bruto pero que no llega a brillar lo que debería, y la medida en que lo hace se debe a un todo, al que eliminando ciertas partes, no habría despuntado como lo hizo. Hay éxitos que lo son porque cuentan con ciertos privilegios, sin los cuales, este filme no sería considerado más que un cuento con final feliz guardado en los archivos del pasado cinematográfico sin pena ni gloria.

Sinceramente, no termina de convencerme la elección de la gran Bette Davis para un personaje como este: Annie, una pobre mendiga neoyorquina vulnerable, desamparada y débil en carácter y en apariencia. No es el perfil que esta actriz sabía ofrecer al espectador. No es ella salvo en sus ojos, cuyo tamaño y sobresalto siguen cautivando, aun sin la necesidad de tanto movimiento forzado para esta interpretación. Por otra parte, el personaje de Glenn Ford (Dave), más que de gángster hace de santurrón hombre de negocios absolutamente dominado por su joven novia. Destaco como nota discordante y muy graciosa, el personaje de Peter Falk (Alegre), nominado al Oscar como mejor actor secundario por este papel, cuyo sarcasmo y pesimismo desentonan con su nombre. El actor Thomas Mitchell, como el veterano hombre de mundo y juez Henry G. Blake, entusiasma poniendo sobre la mesa el ingenio, la educación y el saber estar en cualquier situación. Todo un caballero.

“Un gángster para un milagro” es una historia ambientada en Nueva York en tiempos de la Ley Seca (años 20, principios de los 30), en los que el contrabando de alcohol parecía la panacea para mentes arriesgadas. En este escenario, un gángster ensimismado y supersticioso desea por encima de todo lograr cumplir sus aspiraciones de negocio pero la mujer de quien está enamorado (Hope Lange, como Queenie Martin) pretende modificar en él esa actitud de ambición transformándola en humildad, generosidad y solidaridad con quienes le necesitan. Lo consigue sin mucho esfuerzo, echando una mano a una pobre mujer (Annie) que no quiere que su única hija se percate de que no vive en las circunstancias que ella cree. A partir de aquí, se sucederán situaciones que rozan el absurdo, en un intento de que la clase baja neoyorquina se convierta de la noche a la mañana en el sueño americano. La sinopsis de este trabajo cinematográfico nos presenta todo un glamouroso “paripé”, un gigantesca farsa, que en la vida real, no se consideraría de ninguna manera una solución ética ni moral pero que en manos de Capra parece adquirir sentido y justificación. La mentira y el engaño quedan por encima de la verdad en “Un gángster para una milagro” y nadie parece tomar conciencia de ello. ¡No pasa nada!    

Este curioso y elegantemente vestido (o disfrazado) trabajo de Capra me sorprendió gratamente por no ser la típica película de cine negro, mafias y matones. Por otra parte, me decepcionó bastante el infantilismo que envuelve todo el guión. Diría que es bonita en las formas, pero poco convincente, surrealista, en el contenido, en el fondo de la cuestión, aunque para gustos, los colores. Supongo que esperaba algo más serio cuando me topé con la desvalida y cobarde Blancanieves poniendo precio a sus manzanas.

Sin sacar más punta al lápiz de mi opinión, me abalanzo al vacío para calificar esta película, y que me perdonen admiradores de Capra, de Davis o de Ford… Puntúo con un 5,75/10, ni más ni menos. No por debajo porque la dirección y el reparto salvan lo insalvable, y no por encima, ya que mejores haylas, sin duda.

Muchísimas gracias por su atención. Saludos.

Gema María Gómez del Barco – De la mano del Séptimo Arte

Diapositiva1

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ciclo Chocolat LII: Una crítica personal “de película”: “Un gángster para un milagro” (Frank Capra, 1961)

  1. juanpalma3 dijo:

    Maravillosa película. Muy interesante tu blog, enhorabuena. Me gustaría que vieras el mio. https://perdidosenelsofa.wordpress.com/ Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s