Ciclo Chocolat LVIII: Una crítica personal “de película”: “La verdad duele (Concussion)” (Peter Landesman, 2015)

“En mi tierra cuidamos de nuestros guerreros. Al morir, hablan a los vivos,

y yo hablo en su nombre.” (WILL SMITH – Dr. Bennet Omalu)

Diapositiva3

En un día como hoy, 14 de febrero de 2016, dedico un espacio a un estreno de cartelera, recién llegado este pasado viernes a las salas de cine de toda España, y visto ayer, con curiosidad y atención. “La verdad duele” es una drama basado en hechos reales dirigido por el neoyorquino Peter Landesman (‘Parkland’, 2013). El actor y protagonista Will Smith ha sido nominado por este trabajo a un Globo de Oro y a un Satellite Awards, en mi opinión, bien merecidos ambos.

¿De qué va la trama? El Dr. Bennet Omalu (Smith) es un neuropatólogo forense que descubrió el síndrome postconmoción cerebral, que tanto daño causó a muchos jugadores de fútbol americano y que provocó el suicidio de muchas estrellas de la liga NFL afectadas por el síndrome, como Dave Duerson y Junior Seau. Tras el significativo descubrimiento científico, se suceden ciertas reticencias entre los que están implicados en el negocio del fútbol americano, por temor a la desaparición de este, y al hundimiento de una ciudad como Pittsburg, que depende económicamente de este deporte. En este filme se enfrentan, por tanto, la ética profesional y médica en pro de la salud de los jugadores y, en el otro extremo, la salvación del pan de cada día para millones de personas. Gran dilema moral.

Diapositiva1

Will Smith (“Siete almas”, “Dos policías rebeldes”, ‘Independence Day’, “Enemigo público”, “La Leyenda de Bagger Vance”, “En busca de la felicidad”, “Soy Leyenda”, “Yo, robot”…) interpreta al Dr. Omalu, un profesional de la medicina extremadamente cualificado, de origen africano y perseverante, cuyo sueño siempre fue ser norteamericano y se ve decepcionado con su país de acogida cuando quiere desarrollar su labor con eficacia. Curiosamente, el que podría ser un brillante neuropatólogo forense, ambicioso y egocéntrico, se nos muestra como un hombre honrado, humilde y preocupado por el bienestar ajeno. Los valores van y vienen por este trabajo de Landesman, y cierto es que se agradecen de mil amores. La religión, la creencia incondicional en Dios y lo tradicional tienen especial relevancia durante las dos horas y tres minutos que dura la película que nos ocupa. Llama la atención en los tiempos que corren que ciencia y fe vayan de la mano con la armonía natural y serena con la que se presenta. Un valor tan cuestionable como en la actualidad es la familia, se promociona de una forma seria, responsable y clara. Por otra parte, la visión norteamericana de vida se hace constante, con bandera al fondo, patriótica y envidiable, sin embargo, parece respetarla y llevarla a la práctica en mayor medida un inmigrante nigeriano que los mismísimos norteamericanos, que ya van perdiendo la esencia que un día les hizo ser admirados. Los valores de verdad se están perdiendo en todo el mundo, desafortunadamente, y la sociedad no es más feliz por ello.

Alec Baldwin (“La caza del Octubre Rojo”, “Coacción a un jurado”, “El desafío”, “Prisioneros del cielo”, “No es tan fácil”…) como el Dr. Julian Bailes, forma parte del reparto con un papel secundario pero relevante y bonito. Él cree en el personaje de Will, en sus demostraciones y a la par, ama el fútbol americano, y sabe discernir a la perfección cuál es y debe ser la prioridad. Me gusta su papel. La nota femenina la pone en esta película la actriz Gugu Mbatha-Raw (‘Beyond the Lights’, ‘Belle’…), encarnando a Prema Mutiso, que lo es todo en la vida del protagonista. Resulta bello ver que una mujer puede mover el mundo de un brillante hombre cuando hay amor de verdad de por medio. El conjunto actoral no pasa inadvertido. Buenas elecciones. 

Dicho todo esto, me dispongo a calificar este filme con un merecido 7/10. Mantiene al espectador con esa tensión, con esa rabia por momentos, al ver que el mal puede imponerse al bien en ocasiones, pero al final, el bien puede con todo, destruyendo lo superficial, lo indefendible, lo injusto… Recomendable. Deja muy buen sabor de boca, y un saludable latido en el corazón. ¡Bien hecho! 😉

Sin más, muchísimas gracias por su atención post tras post.

Un afectuoso saludo, y hasta dentro de muy poco (antes de lo que imaginan).

Gema Mª Gómez del Barco – De la mano del Séptimo Arte

Diapositiva2

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s