Ciclo Chocolat LXXXIX: Una crítica personal de película: “Los archivos del Pentágono” (Steven Spielberg, 2017)

5a4ff2d02ee20.image

“Kay está en una posición en la que nunca pensó que estaría. Una posición de la que estoy segura mucha gente cree no debería tener. Y cuando te dicen una y otra vez que no eres suficientemente buena, que tu opinión no importa tanto… Cuando no solo miran más allá de ti, cuando para ellos ni siquiera estás ahí y cuando esa ha sido tu realidad durante tanto tiempo, resulta difícil no pensar que esa es la verdad. Entonces, para tomar esa decisión, arriesgar su fortuna y la compañía que ha sido su vida entera… bueno, yo creo que eso es VALIENTE.” 

(Tony Bradlee – Sarah Paulson)

Hoy, por fin (qué ganas tenía), les ofrezco la crítica de uno de los estrenos de cartelera de este recién estrenado año en las grandes pantallas españolas, cuya trama de periodismo y política recuerda a otros trabajos del género como: “Todos los hombres del Presidente” (Alan J. Pakula, 1976), “La sombra del poder” (Kevin Macdonald, 2009), “Spotlight” (Tom McCarthy, 2015) o “El desafío: Nixon contra Frost” (Ron Howard, 2008). Sin embargo, nada tiene que ver este título que nos ocupa en esta entrada, con los mencionados trabajos cinematográficos anteriores.

En “Los archivos del Pentágono” nos topamos así, de primeras, con dos astros del panorama cinematográfico de Hollywood: Meryl Streep y Tom Hanks. Un par con tablas, con la suficiente experiencia y talento como para lucir su naturalidad interpretativa sin parecer ante el espectador que el lucimiento es de ellos mismos, de una manera egocéntrica e individualista. Ella, la Sra. Streep, se pone en la piel de Katherine Graham, primera mujer editora del Washington Post. Él, el Sr. Hanks, encarna a Ben Bradlee, el director del periódico. Un asunto relacionado con el Presidente de los Estados Unidos en ese momento, Richard Nixon, del cual no daré más detalle, hace que el periódico se vea en la tesitura de publicar o de no hacerlo.

Dos focos muy, muy interesantes se entrelazan en la película. Por un lado, el derecho a la libertad de prensa (siempre que se trate de una verdad constatada) de informar al pueblo por muy comprometido y peliagudo que sea el tema a tratar y por mucho que perjudique la imagen de los gobernantes del país. Por otro lado, la realidad machista del momento, la dificultad de una mujer para poner en práctica las responsabilidades de un alto cargo, en una empresa que le corresponde legalmente y cuyo entorno está invadido de hombres que no creen en su valía, en su potencial, en su esfuerzo y en su trabajo diario. La mentalidad del momento se limitaba y se nutría de una sola idea: el papel fundamental y único de la mujer era atender la casa y criar a los niños.

Ambos personajes, tanto el interpretado por Streep como el interpretado por Hanks, cumplen con un extraordinario requisito: estar a la altura de las circunstancias. Ella, como madre, viuda y profesional que lucha por hacerse un hueco y no perder el negocio que heredó de su padre indirectamente. Él, como profesional que actúa bajo las órdenes de una mujer a la que respeta y llega a comprender, en parte, gracias a que su propia esposa le abre los ojos respecto a ella, y su dura realidad.

La película se resuelve muy acertadamente, con un ritmo muy acorde, con unos planos y unas conversaciones sensacionales. Sin duda, es uno de esos trabajos que requiere la constante atención del espectador por la cantidad de diálogo que surge, y lo mejor es que no cansa ni aburre. A mí me emocionó todo el conjunto. Pienso que Steven Spielberg lo ha hecho de fábula. No creo que se pueda resistir ningún género cinematográfico a estas alturas si se lo propone. Este trabajo suyo último rezuma valores, sensibilidad y una apertura de mente hacia tiempos muy diferentes, y para algunas personas, bastante peores. Nos muestra una ventana abierta al periodismo de los años 70 y a la irrelevancia de las féminas en el ámbito profesional de la época. La ambientación, sobre todo en detalles puramente periodísticos como son las imprentas, y la prensa en papel, es fascinante. Me encanta. Qué más podría añadir… El director Spielberg ha demostrado con creces que es un as de los instantes, de los detalles. Es capaz de realizar un trabajo impecable teniendo en cuenta además, una selección de protagonistas inmejorable.

Sin más miramientos, y evitando por todos los medios, no desvelar “contenidos secretos”, me tomo la libertad de valorar “Los archivos del Pentágono” con un merecidísimo 8,2/10. El trabajo es muy válido y muy recomendable. ¡Chapó!

Muchas gracias por su leal atención y seguimiento, queridos lectores.

Gema Mª Gómez del BarcoDe la mano del Séptimo Arte

“La prensa está para servir a los gobernados y no a los gobernantes.”

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ciclo Chocolat LXXXIX: Una crítica personal de película: “Los archivos del Pentágono” (Steven Spielberg, 2017)

  1. gema82 dijo:

    Gracias, Pedro Natillas. Ya me dirá, cuando se le presente la oportunidad de verla, qué le parece. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s