Ciclo Chocolat XCI: Una crítica personal de película: “Gorrión rojo” (Francis Lawrence, 2018)

picture2_pjatdesjat-ottenk_339810_p0

“Gorrión rojo” (2018) es una película de acción y espionaje cuya trama tiene lugar mayoritariamente en escenario ruso. Dirigida por el estadounidense Francis Lawrence, este trabajo suyo cumple con todo aquello que encierra una película decente propia de este género: movimiento, tensión, cierto suspense, giros inesperados, valentía, inteligencia, supervivencia, eficiencia, venganza y justicia.

La actriz protagonista estadounidense Jennifer Lawrence (“Los Juegos del Hambre”, “La gran estafa americana”, “Serena”, “Lazos de sangre”), la cual ya ha sido tocada, y su talento reconocido con el grato honor de la estatuilla dorada (a mejor actriz por “El lado bueno de las cosas” (2012)), teniendo a día de hoy tan solo veintisiete años de edad, lleva al espectador a un mundillo bastante alejado de una normalizada vida cotidiana, adentrándole de manera amena en ese mísero, desconfiado y solitario lugar donde hacerse un hueco, sentir que se es alguien de valor y ganarse la vida sin perderla al primer paso en falso, lo supone todo. Jennifer muestra, una vez más, que su vocación es interpretar y su sitio, la gran pantalla. Igual nos sorprende esta mujer con un drama familiar que con un thriller psicológico, y resulta exactamente igual de convincente en cualquier género que decida.

Centrándome en la película, de seguro querrán interesarse por la sinopsis. ¿De qué va? Bueno, pues les diré que el personaje principal, Dominika Egorova (Jennifer Lawrence), es reclutada en contra de su voluntad para convertirse en un “gorrión”, una seductora adiestrada del servicio de seguridad ruso. Dominika aprende a utilizar su cuerpo, su intelecto y su intuición como armas a la par que lucha por ser ella misma durante la totalidad del duro proceso de entrenamiento. Sacando su fortaleza de un sistema muy injusto, se manifiesta como uno de los miembros en activo más efectivos del programa. Su máximo objetivo resulta ser Nate Nash (Joel Edgerton), un funcionario estadounidense, de la CIA,  el cual dirige la infiltración más secreta de la agencia en la inteligencia rusa. Este par de agentes se ven envueltos en un bucle de deseo y mentiras que pone en peligro sus carreras, sus vidas, la lealtad y la seguridad de sus respectivos países. ¿Qué les parece? A simple lectura, el argumento engancha; la película, aún más.

En lo referente al reparto, acompañan a la Srta. Lawrence los siguientes actores y actrices: Joel Edgerton (“El regalo”, “Exodus: dioses y reyes”, “Star Wars. Episodio III”), Jeremy Irons (“Lolita”, “La Jungla de Cristal 3: la venganza”, “El hombre de la máscara de hierro”), Charlotte Rampling (“45 años”, “La lista”, “El veredicto”) y Mary-Louise Parker (“Tomates verdes fritos”, “Red”, “El dragón rojo”), Matthias Schoenaerts (“La chica danesa”, “Suite francesa”, “De óxido y hueso”) y Joely Richardson (“El Patriota”, “101 Dálmatas”), entre otros tantos. Todos ellos, estupendos, ofreciendo tablas y caché o, simplemente, dando lo mejor de sí mismos para encarnas sus correspondientes personajes. 

Está claro que no es una película ni simpática, ni agradable, ni mucho menos, inocente. No enseña buenas obras y tampoco nos ofrece la mejor cara del mundo, más bien todo lo contrario, quizás la más sangrienta, y sin embargo, se enumeran unos cuantos valores de calidad en personas que son como se debe ser, que hacen que la película recupere el sentido y la creencia de que la vida, a pesar de todo, merece la pena. El que la hace, la paga, y quien trabaja bien, obtiene esa recompensa, la de haberlo hecho lo mejor posible, decepcionando lo mínimo, protegiendo a los inocentes y enorgulleciéndose de sí mismos por haber mantenido el tipo y la integridad durante todo ese tiempo en que el mundo parece estar patas arriba. Chapó por todo el conjunto. Me siento encantada.

Sin más espera ni revuelo, me lanzo a calificar “Gorrión rojo” con un merecido 7,2/10. He disfrutado mucho en el cine y he salido satisfecha de la sala. Creo que en estos tiempos que corren, en los que el feminismo parece haberse subido algo exageradamente a la cabeza de la sociedad, una película en la que el personaje principal es una mujer hecha y derecha con todo lo físico y lo intelectual en su sitio, amueblada en todos los sentidos de la palabra, con una voluntad férrea, una identidad a prueba de bombas y unos límites bien consolidados hacia el sexo opuesto, la igualdad parece, en menor medida, una utopía. No todas las mujeres son iguales; solo algunas enorgullecen (o deberían hacerlo) a todas las demás.

Muchas gracias por su leal seguimiento y paciencia, lectores míos.

Un afectuoso saludo y hasta próximamente…

Gema Mª Gómez del Barco – De la mano del Séptimo Arte 

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s