Ciclo Chocolat XCV: Una crítica personal de película: “Green Book” (Peter Farrelly, 2018)

green_book-162451488-large.jpg

Hoy les presento una película de cartelera: “Green Book”. Fui a verla ayer al cine. Llevaba ciertas expectativas conmigo, más que en otras tantas ocasiones y ¿saben? Se mantuvieron. No fueron, de ningún modo, defraudadas, ni rebajadas. Lo esperaba pero la trama me sorprendió bastante, la manera de llevar una película que, a primera vista, parece simple, y en su trasfondo, no lo es en absoluto. Encierra un momento de la historia de los Estados Unidos bastante desafortunado e injusto. Esas creencias, esa dichosa mentalidad que desembocará, inevitablemente, a la extinción, en el futuro y para todo el mundo, golpean como un puño. Conceptos tan tratados hoy día como el racismo, la xenofobia y la homofobia se manifiestan en este trabajo de una manera sigilosa, discreta, sensible, pero, a la vez, hiriente, ofensiva, aterradora e inconcebible para el espectador evolucionado y humano.

La trama está basada en hechos reales… concretamente, se refiere a un fragmento existencial del curioso camino planetario de Donald Walbridge Shirley, más conocido como Don Shirley (1927-2013), pianista y compositor de jazz estadounidense.

Les muestro un trabajo del director, productor y guionista estadounidense Peter Farrelly, responsable de la dirección de comedias como “Dos tontos muy tontos”, “Algo pasa con Mary”, “Pegado a ti” y “Amor ciego”, entre otros títulos. El Sr. Farrelly ha logrado con “Green Book” el proyecto cinematográfico más ambicioso de su carrera, en el que el humor se manifiesta sobre temas de gran calibre social con un marcado talento y sensibilidad.

¿De qué va “Green Book”? Dos hombres de diferente raza, edad, y nivel socio cultural, recorren por motivos profesionales y económicos el Sur de los Estados Unidos en un momento en el que las personas de color son prejuzgadas, despreciadas y subestimadas… los “maravillosos” años 60. El viaje supone el conocimiento mutuo de dos hombres con caracteres y situaciones personales muy dispares pero que se adaptan, conviven, se respetan y llegan a convertirse en auténticos amigos. En ese enriquecedor y envolvente viaje, el espectador abre los ojos ante una realidad en la que ninguno hubiéramos querido estar nunca. Sin duda, “Green Book” es una película de grandes valores y de una gran motivación hacia lo importante de la vida y lo hermoso que es encontrar a gente que, de manera intuitiva, sabe cómo tratar, y sabe cómo agradecer y hacer sentir mejor a quien está sufriendo. En esta maravillosa película existe empatía a raudales.

Qué decir sobre los actores protagonistas… Viggo Mortensen hace el papel de su vida. Impresionante cómo encarna a su personaje Tony Lip Vallelonga, un rudo ítalo americano del Bronx. Me atrae su talento interpretativo pero también su personaje. Además, me maravilla la relación de pareja con la que nos ha obsequiado el director Farrelly. Digno de imitación en la actualidad. Digno de alabanza y admiración. Tony (Mortensen) y Dolores (Linda Cardellini) nos presentan un matrimonio real y bonito (porque es posible si hay amor de verdad). Ojalá que Viggo no sólo sea reconocido por la crítica por su imponente actuación sino que, esta noche, en la Gala de los Premios Óscar, se deje apartada una estatuilla dorada para él.

Su compañero de reparto Mahershala Ali, actor californiano que se pone en la piel del virtuoso pianista, lo borda también. Impresionante trabajo el de ambos actores, sin duda.

Supongo que saben que “Green Book” cuenta con cinco nominaciones a la estatuilla dorada para esta noche. Entre ellas, en las categorías a mejor película, mejor actor (Mortensen) y mejor actor de reparto (Ali). Esperemos que se haga notar el filme de Farrelly y brille aún más.

La banda sonora ha corrido a cuenta del joven Kris Bowers (1989), compositor y pianista estadounidense que ha compuesto partituras para cine y televisión. No está nada mal ese estilo variado adecuado en todo momento a la cultura musical, negra, con aromas a jazz propia de la década de los 60. La música es un factor fundamental para teletransportar al espectador a la época que toque desde la gran pantalla. Podemos disfrutar de grandes temazos de Aretha Franklin, Nat ‘King’ Cole, Frank Sinatra, Frankie Valli & The Four Seasons, Don Shirley y un largo etcétera.

Sin más dilación, una servidora califica el drama cómico sureño “Green Book” con un merecidísimo 8/10. No es para menos, desde luego.

Muchísimas gracias por su lectura y tiempo, y hasta próximas entradas.

Saludos cordiales.

#GMGdB – De la mano del Séptimo Arte

green_book_illo

*****

Anuncios

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s