Ciclo Chocolat XCVII: Una crítica personal de película: “Identidad borrada” (Joel Edgerton , 2018)

¡Otra vez aquí! En uno de mis lugares favoritos. En este espacio de visión, opinión y cine. En este espacio de expresión y libertad. Bendito sea hoy y siempre un sitio así… con amplitud de miras, perspectiva, mente abierta y respeto. Me adentro en este instante en la reflexión personal sobre este trabajo dirigido por el actor, director y guionista australiano Joel Edgerton (1974). Para empezar, ¿de qué va este estreno? Bueno, pues se trata de un drama familiar en el que la homosexualidad de un joven (Jared) de dieciocho años da origen a tomar ciertas soluciones en torno a la participación en programas de conversión promovidos por la Iglesia Baptista, en nombre de Dios, en los Estados Unidos de América. La trama está basada en hechos reales, concretamente en la novela autobiográfica de Garrard Conley. Sepan que el personaje con el que entra en conflicto el chico homosexual protagonista, es interpretado por el director de esta película: Joel Edgerton, como Victor Sykes. Naturalmente, el papel de los padres del chico, interpretados por Nicole Kidman y Russell Crowe, resulta fundamental. Cada progenitor tiene una manera distinta de afrontar el problema, si es que debiera serlo en pleno siglo XXI. Se vislumbra una familia en la que el hombre lleva la voz cantante, tomando todas y cada una de las decisiones. La madre y esposa asiente, hasta que por necesidad, sensatez y amor, debe intervenir y contrariar (puede que por primera vez en su vida) a su amado marido. Cierto es que ambas estrellas bordan sus respectivos papeles y me encanta que Russell Crowe intervenga en este reparto. Es uno de esos actores cuyos personajes tienen un marcado toque de terquedad… siempre es un hombre pero muy tozudo, y nadie mejor que él para realizar este trabajo. Este par actoral ofrece una calidad interpretativa que magnifica este estreno de cartelera. Por supuesto, el actor neoyorquino Lucas Hedges (“Moonrise Kingdom”, “Matar al mensajero”, “Lady Bird”, “Tres anuncios en las afueras”, Manchester frente al mar”), con veintidós años y una nominación al Óscar (a mejor actor de reparto), al Globo de Oro (a mejor actor de reparto) y a un BAFTA (a mejor actor de drama) por su participación en “Manchester frente al mar” (2016), no se queda atrás en su talento. Está claro cuál es, mostrándose natural, convincente y transmisor de todo ese maremagnum de confusión, arrepentimiento, culpa… para posteriormente, transformarse en quien es, y no en quien alguien pretende que sea. Su personaje suponía un reto y, por mi parte, pienso que ha pasado la prueba con nota.

El tema es tratado con la sensibilidad y la prudencia esperadas. No hay duda de que la trama es muy dura. El espectador asiste a un planteamiento muy oscuro de una realidad que viven muchas personas en el mundo, e independientemente de cuáles sean las creencias de cada cual, la respuesta hacia ciertas diferencias en un ser humano respecto a una mayoría se torna, en este caso, degradante y destructiva, y de alguna manera, avergüenza y genera rechazo el hecho de que esa respuesta sea aceptada y promovida por la Iglesia, sea esta la que sea. Parece mentira la de gigantescos errores y equivocaciones que se pueden llegar a cometer y, para más recochineo, en nombre de un Dios (fuera el que fuere), cuando todas esos brutales fallos, despropósitos, salvajadas, son responsabilidad de las personas, del hombre, en todos los casos, sin excepción.

“Identidad borrada” supone, para el espectador, una visión más amplia de una realidad humana que existe, aun cuando hay quienes prefieren ignorarla, o transformarla en algo que encaje dentro de los reducidos y limitados umbrales de normalidad de algunas mentes. Me pregunto qué es la Iglesia, qué pretende involucrándose, entrometiéndose en las libertades y maneras de vida de la gente. Se supone que lucha por la vida, que defiende el bienestar humano, la paz entre los hombres, inculca valores en los que se incluye el amor y el respeto por las personas que son diferentes… ¿en qué se han basado para ir a saco contra quienes difieren en su inclinación sexual? ¿acaso toda persona que no vaya a formar una bonita familia tradicional es pecadora? Me gustaría entender cómo en pleno siglo XXI se puede tolerar que alguien sea condenado a vivir de una manera que atenta contra su propio camino hacia la felicidad. Pecado, pecado, pecado… se les llena la boca con esta palabra. No concibo la palabra “pecado” en este momento de la historia del mundo. Sólo concibo la palabra “delito” y creo que ser homosexual no lo es. Lo es ser un violador, ser un pederasta, traficar con pornografía infantil. Eso sí es un pecado en términos religiosos y es un delito en términos de justicia. Qué duda cabe al respecto.

La película que hoy me ocupa está bien hilada, mantiene el interés de principio a fin, derrochando bienvenidas interpretaciones y, además, su banda sonora deleita al oído con buenos temas musicales como, por ejemplo, ‘See me fly’ (Michael Barbera), ‘Revelation’ (Troye Sivan & Jónsi), ‘Who are you thinking of?’ (Jónsi) o ‘Fine again’ (Seether). Fantásticas canciones con letras conmovedoras.

Sin más palabrería sentida por mi parte, califico este estreno de cartelera, “Identidad borrada”, con un merecido 7’2/10, por todo, por su reparto, por la manera de transmitir, porque el director se ha implicado tanto con la cámara como encarnando al diablo (si es que existe en realidad) dentro de su propio elenco, por la elección musical, y sobre todo, por ese final auténtico y justo… por esa inmensa sensación de bienestar que deja cuando salen los créditos finales. Felicidades, Sr. Edgerton. Bien hecho.

Muchísimas gracias a todos los fans y lectores, por su atención y seguimiento. Hasta próximamente. Ojalá que sea pronto la siguiente ocasión para volver a tomar conciencia en este espacio cinéfilo 😉

#GMGdB – De la mano del Séptimo Arte

*****

Acerca de gema82

Soy una apasionada del 7º Arte, una enamorada de la la fotografía en las películas, de las grandes bandas sonoras y por supuesto de los excelentes actores y actrices que hacen que las historias se tornen realidad ante nuestros ojos.
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s